probusiness

POR Rosy D'Amico

Adapta en ti la auto compasión, pero ¿qué tiene que ver con hacer equipo conmigo?

Cuando la empecé a estudiar, la misma pregunta me hice. Me parecía difícil de entender y hasta un poco aburrido, porque la única vez que la escuche fue en clase de religión y no la pude aplicar en mí.

Hoy que me vuelvo a encontrar con este término, me doy cuenta que es dejar de practicar la autocrítica y reeducar a tu mente con una voz que te apoye,  entienda e importe.

En este mundo donde la imagen ideal esta en nuestra cabeza, tiene estándares muy altos y los atributos que deberíamos tener son más favorables de lo que realmente a veces podemos alcanzar; hace que la mayoría de las veces no cumplamos las expectativas de nuestro yo ideal, sintiéndonos decepcionados y frustrados.

Ya que nos han enseñado que cuando las cosas van bien, nos sentimos con suerte; pero cuando la situación se torna difícil entra un duro juez que castiga por no ser suficientes.

Hoy la prisa, la crítica y la queja son parte de nuestras conversaciones haciéndonos sentir vacíos, sin energía y en un continuo "¡echarle ganas!". Qué pasaría si en tu día a día dedicarás algún tiempo a reentrenar a tu mente en patrones que te hagan sentir plenitud.

La autocompasión no es hacer lo que quieras o ser mediocre, sino apoyarte y hacer equipo contigo. Donde aprendas y pongas en acción el amor hacia ti mismo, haciendo estrategia para lograr lo que te propones.

Es decirte "Si, a veces las cosas no están bien", pero yo estoy conmigo. Dándote cuenta que así te pasa y a los demás también, pues es parte de la vida.

La Dr. Kristin Neff  de la universidad de Texas, ha hecho una profunda investigación científica sobre el tema y demuestra que necesitamos aplicar ciertas estrategias para desarrollarla, pues el hacerla parte de nuestra rutina diaria complementa nuestra capacidad de ser felices. Los beneficios son muchos como generar resultados a corto plazo, energía alta durante el día, aumento de tu capacidad de disfrutar, sentirte completo, sobretodo aprendiendo con amor hacia ti a expandir tu potencial.

Así que si quieres vivir estos beneficio aplica los siguientes 3 pasos:

  1. Diariamente crea un espacio de reflexión, espacio donde liberes lo que te estorba, integres en ti lo que si quieres que pase y  practiques el agradecimiento.
  2. Date cuenta de que somos parte de una gran experiencia humana y que la vida es imperfecta, así que disfruta el reconocer esto.
  3. Cada vez que te suceda algún imprevisto que vayas a tu misma rutina de castigo, haz un espacio de tiempo y respira. Observa a tu alrededor y conéctate con lo que sucede desde la paz, el perdón. Reconoce al ser que hay en ti y a los demás, honrándolos.



NOTAS RELACIONADAS