probusiness

POR Carlos González

Modelos de trabajo que permiten el éxito empresarial en escenarios de alta complejidad e incertidumbre.

No podemos estar ajenos a un mundo que desde la revolución industrial cambia de manera desafiante. Ya lo exponía el famoso escritor y pensador, Alvin Toffler, en su libro de los 70's "El Shock del futuro" cuyo resumen podría ser describirse como demasiados cambios en un periodo demasiado corto. Desde ese tiempo este visionario del pensamiento veía como un gran reto el que las personas y las empresas deberían transicionar de la permanencia hacia el manejo de la transitoriedad.

Ahora estamos redefiniendo el enfoque de las organizaciones y sus colaboradores del esquema de trabajo definido vs. trabajo con alta complejidad e incertidumbre, lo que ha llevado a muchas empresas a crear caos y sobre estrés en los equipos que sustentan y mantienen el crecimiento en ellas. Por ello y desde los albores de este nuevo milenio se han identificado nuevas formas de apoyar a que las empresas logren fluir con esta ola de cambio constante. Esto se plasma en lo que se conoce ahora como los métodos ágiles de trabajo en proyectos enfocado a resultados y no meramente a los procesos.

Esta nueva forma de pensar que nació de los problemas recurrentes en los proyectos de sistemas de software que casi siempre entregaban tarde, caro y no cumplían las expectativas de valor esperado, generó un modelo que estableció una estructura que ha demostrado adaptarse a las condiciones más altas de incertidumbre y complejidad de nuestra época. Desde ámbitos de educación, manufactura, hasta investigación y desarrollo. Ahora  a esas estructuras se les conoce como modelos de trabajo ágiles.

Se basan en 4 valores fundamentales:

  1. Los individuos y sus interacciones es más importante que los procesos y las herramientas.
  2. Los entregables y resultados son más importantes que la documentación que se necesite para generarlos.
  3. La Colaboración con el cliente sobre negociaciones contractuales.
  4. Respuesta ante el cambio más que tener un plan "infalible".

Este tipo de formas de enfrentar los proyectos en la empresa tiende a ser de mayor valor cuando el grado de incertidumbre y de complejidad es alta o extrema en uno de esos dos factores. 




NOTAS RELACIONADAS