probusiness

POR PRO Magazine

Como empresarios muchas veces nos preguntamos, cómo lograremos encontrar a la persona ideal para ese puesto vacante en nuestra empresa. Un emprendedor, muchas veces quiere encontrar un ¨clon¨ de el mismo...

Ricardo Garza

Como empresarios muchas veces nos preguntamos, cómo lograremos encontrar a la persona ideal para ese puesto vacante en nuestra empresa. Un emprendedor, muchas veces quiere encontrar un ¨clon¨ de el mismo para crecer su negocio tal como él lo está visualizando. Sin embargo, aún la tecnología no ha llegado a esos niveles de poder hacernos un clon por lo cual tendremos que contratar a una persona con diferentes características. Y a pesar de que quieras a alguien como tú, lo ideal es contratar a alguien que te complemente, con características distintas para lograr un mejor crecimiento de la empresa. 

Hoy en día existen empresas que te apoyan en encontrar a la persona ideal para ese puesto vacante en tu organización. Cuentan con gente muy capacitada, que te ayudará a definir el perfil que estás buscando, y enfocarse en la búsqueda de esa persona. Las empresas de Head-Hunting, han crecido muchísimo en los últimos años por los beneficios y ahorros que les están otorgando a sus clientes. Contratar a una empresa que te dé un excelente servicio de búsqueda de talentos, es una verdadera inversión a largo plazo. De nada sirve que contrates a una persona que no cuenta con los talentos o las habilidades necesarias para el puesto que va a desempeñar en tu organización. 

Todas las personas somos diferentes, pensamos, actuamos y tenemos talentos diferentes. Existen tres aspectos muy importantes para el desarrollo de una persona: los talentos, las habilidades y los conocimientos. Los conocimientos los podemos adquirir con base en estudios y experiencias. Las habilidades las podemos desarrollar practicando y repitiendo una actividad específica. Sin embargo los talentos, es algo que se va desarrollando en nuestra menta durante la primera etapa en nuestra vida.

Según el libro ¨Descubre tus Fortalezas¨ cada uno de nosotros nacemos con treinta y nueve talentos. Los cuales durante nuestra infancia se van desarrollando con base en nuestras experiencias, eventos, y vivencias. Cuando llegamos a la adolescencia, nuestra mente deja de absorber información como lo hacía en la infancia e inicia una etapa de sapiencia, en donde el adolescente cree saberlo ya todo. Es ahí donde nuestros talentos se alinean en una especie de prioridad y los primeros cinco talentos dominan nuestra forma de actuar prácticamente para el resto de nuestra vida. Por lo tanto, podemos adquirir más conocimientos, podremos desarrollar mayores habilidades, sin embargo no podremos tener diferentes talentos. Esos cinco talentos dominantes son los que rigen nuestra vida, y nos hacen actuar de una u otra manera con base en su combinación. 

Lo que la mayoría de los emprendedores y/o empresarios hacen es contratar a la primer persona que le recomienden o se topen en alguna bolsa de trabajo, esto gracias el famoso acelere y la excusa de que urge la persona en dicho puesto. 

Zapatero a sus Zapatos. Debemos ser conscientes de que una persona en un puesto que no cuadra con sus talentos terminará por ser un gasto para la empresa en lugar de ser una inversión. Y peor aún, la persona no se sentirá cómoda con lo que hace y jamás logrará sobresalir. Siendo esto un error garrafal para el desarrollo y crecimiento de un ser humano, ya que todos buscamos siempre crecer y ser mejores. Pues como sabemos, todo lo que no crece o se desarrolla en este mundo, muere.

Hablando de crecimiento, tú como empresario debes considerar tener a tu gente siempre motivada. Pues está comprobado que una persona motivada es 80% más productiva que una que no lo está. Sin embargo cuando hacemos algo para inspirar o motivar a nuestro equipo, debemos de tener a las personas adecuadas en los puestos adecuados. Capacitarlos constantemente para que puedan superarse y llevar tu empresa hasta donde quieres. 

La capacitación en la empresa es de suma importancia, pues si no saben lo que deben hacer por más que los motives no lograran lo que quieres. Imaginemos que la motivación es la gasolina que le da impulso a un carro, podremos decir que un carro sin gasolina no llegará muy lejos. Si el chofer de este vehículo no sabe conducir, por más gasolina que tenga el tanque, no llegará al lugar de destino. Es lo mismo con una persona en un puesto de trabajo, la motivación en la persona es importantísima, sin embargo sin los talentos, conocimientos y habilidades será muy complicado que logre sus metas. 

Es por esto que debes de considerar muy bien al momento de contratar a una persona. Pues si desde un inicio no contratas a la persona correcta, los resultados se complicarán. Apóyate de empresas con la experiencia, conocimiento y beneficios que te ofrecen para encontrar al candidato ideal. Investiga entre las diferentes opciones, cuál de ellas te ofrece los mayores beneficios según tus necesidades y asegura desde la contratación, el éxito de tu empresa. 

 




NOTAS RELACIONADAS