probusiness

POR Luis Ernesto Álvarez

Creatividad es una palabra trillada, sin embargo, entender su significado permitirá penetrar en los nuevos mercados en donde buscamos vender nuestros productos o servicios a quienes hoy son niños y mañana nuestros clientes.

Mucho se dice que “en México hace falta educación”; es cierto si lo vemos desde una perspectiva de que existen empresas que no saben cómo comunicar a sus clientes potenciales.

Hoy en día existe una tendencia muy importante relacionada con ofrecer experiencias a niños a través de seminarios o talleres en donde se les enseña a ser dependientes de ciertos productos o servicios que nos interesan vender a corto plazo a sus papás, o bien, nos interesa vender a mediano o largo plazo cuando éstos sean adultos.

Talleres de prototipado, seminarios de impresión 3D, cursos de programación de aplicaciones móviles, cursos de finanzas enfocadas a niños, son solo ejemplos de estrategias que empresas pensantes desarrollan y ejecutan con la finalidad de envolver a sus presentes o futuros clientes.

Los padres de familia cada vez analizan más alternativas para que sus hijos no desperdicien su tiempo y sean “bien educados”, por ello la necesidad de generar dinámicas que ayuden a desarrollar habilidades personales y de negocio que pocos empresarios entienden como área de oportunidad de captación de futuros clientes “bien explotados”.

Estas metodologías o modelos de negocios para captar nuevos pequeños clientes que seguramente se convertirán en grandes clientes pueden ser blindados a través de registros de marcas, patentes o derechos de autor; así también vender esas metodologías y modelos como “franquicia”.

 




NOTAS RELACIONADAS