prolife

POR Salvador Tobías

¿Cuántas veces te has preguntado por qué unos colores se te ven mejor que otros?

Seguramente varias y tu respuesta podría ser que se debe a una simple ilusión óptica. ¿Pues qué crees? no es así, todo depende del tono natural de tu piel, cabello y ojos. Estos son los factores que hacen que ciertos colores se te vean increíbles y otros no tanto.

Según la colorimetría nos dividimos en cuatro tipos de estaciones: primavera, verano, otoño e invierno, ¿tú ya sabes cuál eres?

Primavera

Este tipo de persona se identifica por tener piel blanca con toques dorados, ojos claros y cálidos (azules o verdes) y el cabello rubio o pelirrojo. Se caracteriza también por no tener ni pecas ni lunares y el cabello es brillante y sin reflejos.

Los colores que le quedan mejor son los cálidos como amarillo, naranja, verde limón y salmón, pero también puede optar por neutros como beige, café claro y camel. Los que debe evitar para no verse pálido son los fríos como el vino, morado, gris y verde botella.

Verano

El verano se caracteriza por tener también piel blanca, cabello y ojos claros, entonces dirás, ¿cuál es la diferencia con primavera? Esta se encuentra en que la piel suele tener lunares o pecas, el cabello tiende a verse en tonos cenizos y los ojos son una mezcla de varios colores sin ser brillantes. Aplica también para quien tiene piel clara, ojos miel y el cabello castaño.

Los colores más favorables son los fríos, claros y suaves, como por ejemplo el rosa, lavanda y azul cielo, así como también neutros como blanco y gris. Los que no debe de tener nunca en su clóset y menos en prendas que estén cerca de la cara son amarillos, naranjas y cafés.

Otoño

¿Cómo lo identificamos? Tiene la piel siempre bronceada y con un rato en el sol ya está moreno, los ojos tienen algo de amarillo que se mezcla con verde, miel o café y el cabello siempre tiene reflejos dorados o naranjas.

Le quedan bien los colores cálidos, oscuros y que sean suaves, como el verde militar, mostaza, terracota, beige y camel, así como los dorados y metálicos. Nunca debe usar magenta, verde botella vino, morado y gris. Pero el que por ningún motivo es opción es el rosa, al menos que quiera que piensen que está enfermo.

Invierno

Su color de piel puede ser o muy blanco o muy moreno, sus ojos son de colores fríos, (azul, café oscuro o negro) y el cabello es café, café oscuro o negro, sin reflejos. Por lo regular no tiene manchas ni lunares.

Los colores que lo hacen brillar son fríos, oscuros y brillantes como el azul marino, morado, rojo, verde botella y magenta, así como los tonos neón. Debe evitar a toda costa el beige, naranja, dorado, marrón y todos los deslavados.

Esto no es una ciencia exacta, ya que puedes ser una combinación de dos estaciones, pero saber cuál es la que predomina te ayudará a hacer una mejor selección del color de tus prendas.

 

 




NOTAS RELACIONADAS