probusiness

POR Carlos González

Todos podemos ser buenos mentores si seguimos los pasos y actitudes correctas. Muchos hemos escuchado que algunas personas son “mentoreadas” o mejor dicho reciben tutoría y pensamos que es un proceso...

Todos podemos ser buenos mentores si seguimos los pasos y actitudes correctas. Muchos hemos escuchado que algunas personas son “mentoreadas” o mejor dicho reciben tutoría y pensamos que es un proceso que sólo pueden  hacerlo personas muy capacitadas o expertas, pero de hecho es un proceso que puede mejorar a las personas (ambos el mentor y el que recibe la mentoría) si se logran seguir ciertos pasos que permitan generar un mecanismo de comunicación efectiva entre estos roles.

¿Qué es un mentor? Un mentor es una relación dentro de una red de relaciones de ayuda que proporciona un modelo a seguir, así como un apoyo emocional y de seguimiento a tareas para el crecimiento del protegido. La clave de esta definición es que la tutoría no tiene que ser una relación monógama.

Entonces, ¿qué hacen realmente los grandes mentores? En primer lugar, dan apoyo al seguimiento y cumplimiento de las tareas que se trabajan como parte de este proceso. Proporcionan apoyo a través del patrocinio, presentaciones con otras personas de valor y otorgan retroalimentación crítica.

En segundo lugar, los grandes mentores proporcionan apoyo emocional, como asesoramiento, afirmación y aliento.

En tercer lugar, los grandes mentores sirven como modelos positivos. Recuerde, los protegidos están viendo y aprendiendo de usted todo el tiempo, ¿qué es lo que más quiere que sus protegidos aprendan de usted?

Y finalmente, los grandes mentores saben que las mejores relaciones de mentoring son una calle de dos vías. ¿Sabía que el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg recibió mentoring de Donald Graham, el CEO de The Washington Post en aspectos de liderazgo empresarial y él a su vez dio mentoring a Donald en social media?

Así con esta información seguramente se preguntará cómo se puede llevar a cabo un buen mentoring. Es por ello que le presento 9 aspectos que tiene que considerar para lograrlo:

1. Acordar cómo llevar a cabo el proceso. Cada cuándo y por qué medio de comunicación se tendrán estas sesiones entre usted y su protegido.

2. Claridad en las metas o habilidades a desarrollar. Definir de 2 a 3 que se quieren obtener a futuro: títulos, promociones, habilidades, etc. Hay que pensar en las herramientas que necesitará y dejarle tarea a su protegido, identifique las personas con las que necesita acercarlo para lograr estos retos.

3. Ser proactivo. Es generar el ambiente para que cuando tenga que dar consejo le escuchen verdaderamente, rompiendo el estatus de jerarquía. Buscando al protegido de manera proactiva y no sólo durante las sesiones establecidas.

4. Sondear con preguntas. Más que dar consejos. Preguntas como, ¿qué piensas y, en tu opinión, cuáles son las opciones?, o, ¿has considerado esto? O, ¿cuáles son las implicaciones si tomas esta u otra decisión? Estas preguntas son de sondeo, y con ellas se podrán explorar los límites de la comprensión del tema por parte de su protegido y así guiarlo de mejor manera. Recuerde que el proceso de mentoring se basa en que ellos encuentren las respuestas más que darles consejo

5. Generar conexiones. Ayudarlo a que establezca contacto con grupos o personas que le ayuden en su proceso de mejora. Recuerde que el mentoring no es un proceso monógamo y no tenemos todas las respuestas para las metas establecidas, así que habrá que relacionar al protegido con aquellos que pueden ayudarle a crecer en las habilidades que desea crecer.

6. Ser franco. Ser mentor significa que se es un motivador, pero es importante ser franco, comunicando lo que necesitan escuchar claramente para desarrollar al protegido

7. Ser auténtico. Mostrar que usted es persona, no sólo títulos y éxito. Que sepan cosas de usted que lo acerquen a ellos y que fomenten una comunicación abierta.

8. Hacer un chequeo de avance. Es importante tener revisiones al menos 1 vez por semestre para evaluar el camino recorrido y la mejora en las metas planteadas al inicio del proceso.

9. Buscar un mentor para uno mismo. Siempre hay habilidades y metas que deseamos alcanzar por lo que habrá que buscar a alguien que nos ayude a mejorar.

¿Le parece entonces que puede ser un buen mentor?

Fuentes:

What is a great mentor, Ellen Ensher

Mentoring others, Todd Dewett




NOTAS RELACIONADAS