probusiness

POR Churro Navarro

Hace poco una amiga me hizo una de las preguntas más complejas en el emprendimiento; me comentó acerca de su proyecto y las ideas que tenía para llevarlo a cabo, pero estaba haciendo todo ella sola y...

Hace poco una amiga me hizo una de las preguntas más complejas en el emprendimiento; me comentó acerca de su proyecto y las ideas que tenía para llevarlo a cabo, pero estaba haciendo todo ella sola y quería saber: ¿qué es mejor?, ¿seguir sola o buscar socios?

Obviamente me tomó “en curva” porque es una respuesta que depende de muchas circunstancias y en ese momento yo también estaba en un proceso de tener nuevos socios en mi compañía; es difícil responder porque francamente es una decisión muy personal, pero hay algunos puntos de partida que le podían ser de utilidad.

Desde mi punto de vista hay 4 puntos que tenía que revisar antes de incluir a alguien más a su proyecto.

1. Objetivos en común

Se debe tener clara la misión, la meta a alcanzar y sobre todo compartir los valores que les ayude a generar una sola identidad.

2. Diferentes habilidades

En las diferencias está la fortaleza, deben ser un complemento y saber qué hace cada quien. Si estás buscando inversionistas, no involucres a nadie por dinero, busca dinero inteligente; si vas a dejar que alguien opine y tenga voto en tu compañía, busca que tenga experiencia o contactos que sumen al proyecto.

3. Comunicación

Se deben buscar los canales idóneos de comunicación entre los integrantes. Ante todo debe prevalecer la honestidad, la transparencia, el respeto y la admiración mutua. En una sociedad sana siempre debes “decirlo todo”. Se deben dejar los egos atrás y siempre poner al frente las metas en común y la misión de la compañía.

4. Compromisos por escrito

Las metas, estrategias y compromisos se deben dejar siempre por escrito, no tiene nada que ver con la confianza, este conjunto de normas aportará seguridad y tranquilidad a todos los involucrados: “cuentas claras, amistades largas”.

No existen fórmulas perfectas, tampoco podemos predecir el futuro de cada proyecto o compañía, debemos tomar el riesgo y buscar en el camino personas que compartan tus retos, los sueños y sobre todo los compromisos.

Un proverbio africano  dice: “Si quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado”

En el camino es muy probable que te puedas equivocar, también es cierto que no hay socio perfecto pero, ¿qué es mejor?, ¿emprender solo o buscar socios? No sé la respuesta correcta, pero sí sé que es mejor llegar lejos y tener con quien compartir los éxitos.

¡Sigue a Churro en Facebook y Twitter!




NOTAS RELACIONADAS