probusiness

POR Ricardo Guerra

"Hoy el conocimiento tiene poder. Controla el acceso a las oportunidades y al progreso" Peter Drucker

Ya sea para tomar previsiones, hacer presupuestos o simplemente evitar incertidumbre, siempre buscamos echar un vistazo a lo que se podría acercar para el próximo año, sabiendo que esas predicciones no son del todo seguras, pero de igual forma nos dejan preparados.

Si bien es cierto que para este año 2017 se esperaba un año con un panorama oscuro y retador para la economía mexicana, resultando ser muy diferente en la realidad, es importante saber que mucho de lo positivo fue gracias a que precisamente estuvimos listos para cuando dichos eventos se acercaron. Veamos algunos de los puntos importantes a considerar para el próximo 2018.

  • TLCAN: El Tratado de Libre Comercio de América del Norte es uno de los temas que durante el 2017 estuvo sonando con fuerza y estamos cercanos a fechas donde ya se deben tener las resoluciones. Nos preocupa porque hoy Estados Unidos sigue siendo el principal país que recibe nuestras exportaciones, y un cambio negativo afectaría directamente a este concepto, teniendo un efecto dominó a la Balanza Comercial y hasta en el Tipo de Cambio.
  • Crecimiento: Aunque un grupo de analistas de diversas instituciones financieras en nuestro país se mantienen optimistas, el Fondo Monetario Internacional difiere y cree que se está subestimando el proceso electoral y el delicado avance en el TLCAN.
  • Elecciones: El Tipo de Cambio, históricamente hablando, llega a tener volatilidad en el precio en los últimos 3 meses antes de las elecciones. Mucho se deriva por la tensión que pudiera sentirse tanto para inversionistas extranjeros, iniciativa privada y por temas fiscales, según las propuestas y posturas de los candidatos.

En nuestro país hemos tenido algunas crisis que han impactado tanto a la economía en general, como a diversos sectores muy específicos. Un ejemplo es la crisis del sector vivienda en 2012. La globalización también nos ha llevado a resentir algunos eventos como los atentados de NY o la crisis del 2008 que tuvo Estados Unidos. Pero en los últimos años, y sobre todo desde la descentralización de nuestro Banco Central, Banco de México (Banxico) las crisis ya no tienen una correlación con las elecciones, sino con eventos meramente económicos o de mercado.




NOTAS RELACIONADAS