prolife

POR Explora León

Visitar un museo es una de las mejores decisiones que puedes tomar y los museos interactivos son espacios dinámicos y cercanos que buscan transmitir conocimientos a través de experiencias. Conoce las razones de por qué el arte y la cultura también puede ser muy divertida.

Por: Jessica Pérez, Ruth Olvera y Melissa Tapia de  Centro de Cencias Explora León

Los museos interactivos son espacios dinámicos y cercanos que buscan transmitir conocimientos a través de experiencias. Las exhibiciones y actividades que encontramos en estos museos tienen como característica principal el involucramiento de las personas, para que con la interacción puedan elegir, identificar y crear nuevos conocimientos partiendo de los que cada quien posee.

Visitar un museo es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Generalmente decidimos visitarlos en un viaje, por una tarea escolar o porque se presenta un evento particular que es de nuestro interés. Debes saber que la diversidad de espacios museísticos que existe en nuestro país es tan amplia y variada que bien vale la pena darle más oportunidades a estos espacios.

Te presentamos a continuación cinco buenas razones para visitar un museo interactivo.

  1. ¡Abre tus sentidos! 

Recorrer las salas de un museo interactivo significa vivir una experiencia completa de placer para los sentidos porque estos espacios operan bajo el lema prohibido no tocar pero la experiencia no se limita a tocar, estos espacios también juegan con la amplificación de sonidos o con las imágenes como medio de interacción. En general, el material y elementos de exposición están diseñados para provocar en el visitante la agudeza de cada sentido que lo convertirá en receptor ideal de lo que el museo le regala. La finalidad es que el visitante logre construir su propio conocimiento a partir de sus sensaciones y de lo que con ello experimenta.

  1. ¡Experimenta y crea!

Fomentar el descubrimiento mediante la experimentación y la creación directa, representa una razón fundamental del quehacer de un museo interactivo; por ello, algunos de estos espacios han adaptado zonas maker en las cuales ofrecen herramientas tecnológicas dirigidas bajo modelos educativos innovadores, que permiten el ambiente ideal para que experimentes y gestes ideas innovadoras empleando tus habilidades y creatividad.

  1. ¡Estimula tu creatividad!

Cuando abres tus sentidos y tienes espacios para experimentar y crear el resultado tiene que ser estimular tu creatividad. Los museos interactivos parten de despertar la curiosidad del visitante y motivar la exploración. En principio sus exhibiciones y materiales didácticos están diseñados visiblemente atractivos para provocar el interés y cada material tiene un mensaje a transmitir y un objetivo pedagógico. Cada exhibición tiene como objetivo general permitirte crear, hacer y deshacer.

  1. ¡Diviértete mientras aprendes!

Como en estos espacios se accede al conocimiento a través de la experiencia: tocando y jugando, el aprendizaje se vuelve altamente significativo para las personas pues involucran sus emociones y conocimientos previos, además de retar sus habilidades tanto mentales como físicas. Las exhibiciones de este tipo de museos te permitirán sentirte automáticamente en un ambiente de emociones agradables, principalmente sorpresa y alegría esto, sin duda, te permitirá acrecentar tu interés por aprender.

  1. ¡Comparte y encuentra!.

Si visitas un museo interactivo seguramente encontrarás actividades especiales para diferentes tipos de público como talleres temáticos, diplomados, conferencias, eventos, recorridos especiales, espacios maker, entre muchas otras opciones. Ya sea que asistas a estas actividades o que te interese ser parte de alguna de ellas, podrás alimentar tus conocimientos a la par que conoces y haces vínculos con personas que comparten tus intereses.

Como podrás constatar el aprendizaje no solo se da en la escuela de manera formal, sino que la infinidad de opciones informales a tu alrededor acercan el conocimiento a distintos públicos, en todo momento.

Una de esas opciones son los museos interactivos considerados desde hace ya varias décadas como un apoyo en la enseñanza de la ciencia y muchas otras temáticas debido a su gran facilidad para promover el aprendizaje de maneras alternas o complementarias a la escolarizada.

Ahora ya tienes éstas y  muchas más razones para visitar un museo interactivo. Si aún no sabes cuál, te recomendamos visitar el Sistema de Información Cultural que ofrece un listado y descripción de los 1307 museos ubicados en todo el país.

 




NOTAS RELACIONADAS