probusiness

POR Caja Popular Mexicana

Si tu intención es dejar de programar tus préstamos a lo largo del año, la mejor opción es el ahorro programado, solamente se necesita la decisión, la constancia y la libertad financiera.

El 2017 se va en medio de aprendizajes o tropiezos financieros, inicia el 2018 con una perspectiva de libertad financiera.

Una de las principales metas anuales es ahorrar, lograrlo es el gran reto.

De acuerdo a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), en México el 32.4% de la población adulta utiliza el llamado “ahorro de colchón”, lo que significa que no son parte del sector financiero formal. La cifra alarmante, de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) que reportó que 56% de los adultos no ahorra; ni reserva un solo peso para cumplir metas de mediano o largo plazo.

No es una casualidad que la cultura del ahorro sea de mucho desconocimiento de las nuevas generaciones, es un hábito que no se ha heredado desde casa. Este número de mexicanos que significan más de 42 millones de personas, ni siquiera hacen uso de las tandas.

Formalizar el ahorro en las instituciones reguladas, es una opción clara no sólo para la preservación e incremento de tus ahorros, sino la posibilidad de ser sujeto de crédito, un “factor” vital en los tiempos de la modernidad y el uso de las tecnologías para fines financieros.

Hasta ahora, de acuerdo a lo registrado el 15% de los mexicanos mantienen un ahorro sistemático y formal. En números fríos, el 56% de los mexicanos, casi seis de cada diez, no tienen un peso de ahorros.

Estamos a días de concluir el año, seguramente superaste (como fuera) los gastos programados, la renta, la hipoteca de la casa, el regreso a clases, o las situaciones extra ordinarias, como una defunción, alguna reparación urgente en casa o el vehículo e incluso alguna enfermedad, los siguientes doce meses, tendrás la oportunidad de tener un aliado para estos casos, el mismísimo AHORRO.

Tener de aliado al ahorro formal, te puede fortalecer porque en mecanismos formales, se brinda seguridad a los usuarios, debido a la protección que tiene tu dinero por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), en el caso de los bancos.

En las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (socaps), existe el Fondo de Protección al Ahorro cuando se trata de Cajas de ahorro y Sociedades Financieras Populares, debidamente registradas y autorizadas.

¿Cómo le hago?

1.- Págate a ti mismo. El ahorro es una inversión personal, es tu camino a la independencia financiera. Considera un monto, se recomienda que la suma refleje el 10% o 15% de tus percepciones; aunque los montos los fijas tú, puede ser más o menos el porcentaje mencionado.

2.- Educa tu bolsillo. Apóyate en el presupuesto mensual, de esta manera sabrás cuánto ganas, cuánto gastas y cuánto puedes ahorrar. Aunado a esto, recorta lo innecesario y procura reducir tu gasto en el monto de ahorro que pretendes.

3.- Acércate a una institución confiable. Valora el costo que te representa depositar tu dinero en una institución segura; en las cooperativas autorizadas para operar, ahorrar no cuesta.

4.- Fija tu meta y ánimo, ¡alcánzala! El ahorro debe tener un objetivo, eso te motivará a no dejar de hacerlo.

5.- Ordena tu documentación. Con ello podrás organizar y guardar los documentos que amparan todas tus cuentas de ahorro. Designa beneficiarios de tus fondos; ellos recibirán el dinero si tú llegaras a faltar y no olvides informarles.

6.- Apóyate en la autoridad. El teléfono de Condusef es el 01 800 999 8080; www.gob.mx/condusef.com, twitter: @CondusefMX; Facebook: CondusefOficial, para cualquier consulta que requieras realizar.




NOTAS RELACIONADAS