probusiness

POR Eduardo Contreras

Algunos de nuestros lectores seguramente se excluirán de mi comentario pensando, “yo hago ejercicio”, “cuido mi alimentación”, “me hago un checkup cada año” y muchos otros que no formamos parte de la estadística FIT, porque no tenemos tiempo de hacer al menos una hora de ejercicio al día, comemos fuera de casa y de hacernos un checkup al año mejor ni hablamos. Por si fuera poco, del único maratón del que hablamos es de series.

Nuestra salud, un tema que muchos mexicanos dejamos en el último lugar de prioridades. Algunos de nuestros lectores seguramente se excluirán de mi comentario pensando, “yo hago ejercicio”, “cuido mi alimentación”, “me hago un checkup cada año” y muchos otros que no formamos parte de la estadística FIT, porque no tenemos tiempo de hacer al menos una hora de ejercicio al día, comemos fuera de casa y de hacernos un checkup al año mejor ni hablamos. Por si fuera poco, del único maratón del que hablamos es de series.

En México somos casi 120 millones de habitantes, de los cuales tan solo 10 millones cuentan con un seguro de gastos médicos mayores. Esto representa el 8.3% de la población. Como dije al inicio, no estamos acostumbrados a contemplar los riesgos que puedan ocurrirnos por nuestro ritmo de vida y demeritamos una protección de nuestra salud.

La principal razón para no adquirir un seguro de gastos médicos mayores es la desinformación, pues creemos que este tipo de coberturas es excesivamente caro. Hoy te puedo decir que pagas más por cafés o por tu plan celular que lo que te cuesta un seguro.

La regla de oro en los seguros es que, a mayor deducible el costo de la prima anual es menor. Y “las letras chiquitas” nos dicen que, al momento de tener un percance, los gastos totales deben ser mayores al deducible para que comience la obligación de la aseguradora, además, el deducible debe ser pagado al inicio y no es reembolsable.

Por otra parte, CONDUSEF pone a nuestro alcance una calculadora de Seguros de gastos médicos, la cual incluye las principales aseguradoras en el país. Recuerda que las coberturas adicionales hacen un traje a la medida de tus necesidades por lo que el costo puede variar.

Haciendo cálculos a manera rápida, una de las cirugías más comunes es por apendicitis, en donde el costo mínimo oscila en 27 mil pesos aproximadamente. Ahora bien, según la tabla arriba mostrada con las condiciones de deducible y 10% de coaseguro, pagaríamos 9,800 pesos por esta cirugía. ¿Verdad que si conviene estar asegurado?

Nuestro ritmo de vida cada vez es más demandante por lo que debemos estar protegidos ante cualquier situación. El activo más importante que tenemos es nuestra salud. No bajemos la cortina del teatro antes de tiempo.

 

¡ Sigue a Eduardo Contreras en Facebook




NOTAS RELACIONADAS