proconnect

POR Salvador Tobías

Alexandra Castro, quien es el claro ejemplo de una mujer exitosa.

Durante varios años trabajó para Televisa en el Departamento de Comunicación Interna hasta recibir la invitación en el 2005 para formar parte de la marca Bell & Ross en el manejo de relaciones públicas donde poco a poco ha ido desarrollándose hasta encontrarse en el puesto que ocupa actualmente como vicepresidenta de Comunicaciones y directora de Ventas, teniendo como objetivo abrir puntos de venta en los principales mercados de Latinoamérica.

Tuvimos una entrevista en exclusiva con ella al enterarnos que Bell & Ross llegó a nuestra ciudad como parte de la oferta de relojería que ofrecen en la joyería Tendenza.

Hola Alexandra, sabemos que tienes un puesto directivo dentro de la marca Bell & Ross, ¿cuáles son tus actividades?

Para América soy la responsable de relaciones públicas y publicidad, y para Latinoamérica soy la encargada de abrir mercados y el manejo comercial, aunque en esta parte también trabajo con el apoyo de Anna Delgado, directora de operaciones en nuestra oficina de Miami.

¿Qué es lo que más disfrutas de trabajar para Bell & Ross?

Cada día mi trabajo es diferente y aparecen nuevos retos. Es un trabajo muy dinámico porque estoy tanto en la oficina como también viajando mucho, lo que me da la oportunidad constante de conocer a personas muy interesantes.

¿Hace cuánto llega la marca a México?

Empezamos a desarrollar Bell & Ross en México de forma independiente sin un distribuidor en el año 2006.

¿Qué es lo que la hace diferente de otras marcas de relojes?

Bell & Ross tiene un ADN muy fuerte y auténtico. Nuestros modelos son icónicos y distintivos, hemos sido innovadores en materiales y somos la referencia profesional para varias fuerzas militares de elite en Francia.

¿En qué se ha atrevido a innovar la marca?

Bell & Ross ha sido innovadora tanto en diseño como también en materiales. Fue la primera marca en poner un instrumento de avión en el puño del usuario, también usando materiales innovadores en las cajas como es la cerámica, la fibra de carbón  y el  argentium.

¿Cómo es que nace la necesidad de llegar a crear una alianza con la joyería Tendenza en León?

Como te mencione anteriormente, queremos tener presencia en los puntos de venta más importantes de Latinoamérica.

¿Por qué León es el perfil de consumidor que busca Bell & Ross?

Porque Bell & Ross busca aquel consumidor que aprecia el diseño en los relojes pero también la calidad de fabricación y materiales. El leonés es un público conocedor en estos tres universos; León es una ciudad que ha sido siempre distinguida por su industria textil y de piel, y hoy en día inclusive automotriz, por lo tanto sus habitantes son exigentes en la calidad y aprecian un producto de lujo como son los relojes Bell & Ross.

Cuéntanos más acerca de la edición especial que sacaron en colaboración con la Fórmula 1.

Somos uno de los patrocinadores de la escudería Renault en la Fórmula 1 y hemos diseñado un reloj exclusivo para sus pilotos. Estos relojes serán vendidos en Paddock durante las carreras del circuito de Fórmula 1 del 2016.

¿Cuáles son los planes a corto plazo de Bell & Ross?

Desarrollar el mercado de Latinoamérica, siempre claro está, respetando el poder brindar servicio y calidad de lujo en todo momento.

“Que la suerte te encuentre trabajando, como decía Picasso.”

 

 

 




NOTAS RELACIONADAS