prolife

POR Brenda Velázquez

El arte es una necesidad primaria en el ser humano como medio de expresión, y ahora surge como una prioridad en estos tiempos donde el exceso de información y las nuevas tecnologías parecen abrumadores...

El arte es una necesidad primaria en el ser humano como medio de expresión, y ahora surge como una prioridad en estos tiempos donde el exceso de información y las nuevas tecnologías parecen abrumadores, dando la impresión de que estamos envueltos en una acelerada deshumanización.

Sin embargo, en la sociedad moderna, el arte aún es considerado como un pasatiempo por condenársele como un bien no redituable, dejando de lado que su incorporación en el ámbito educativo es una herramienta potenciadora de habilidades que brindan grandes ventajas a futuros profesionistas y emprendedores exitosos, aún si su formación no tiene nada que ver con alguna disciplina artística.

El sistema educativo actual se encuentra centrado principalmente en el pensamiento lógico racional, por lo que algunas veces a las actividades artísticas no se les da la importancia que tienen para el desarrollo integral de las personas. Ya sea con la música, el teatro, la pintura, la danza o la literatura se pueden obtener beneficios tales como:

  1. Mayor autoconocimiento.
  2. Desarrollo del pensamiento, que se traduce en aumento de vocabulario y la capacidad de expresarse verbalmente.
  3. Favorece la concentración.
  4. Desarrolla la sensibilidad, lo que permitirá un amplio criterio y ética firme.
  5. Aumento en la capacidad de reinterpretación de la realidad por medio de experiencias personales.
  6. Desarrolla la creatividad para la solución de problemas.
  7. Promueve la empatía y el trabajo en equipo.
  8. Mejora el rendimiento escolar.

La escuela es el escenario perfecto para enseñar a las nuevas generaciones otras maneras de replantear la cotidianidad a través de actitudes críticas y el intercambio de ideas, y qué mejor que aprovechar las bondades que el arte puede ofrecer.

 




NOTAS RELACIONADAS