probusiness

POR Eduardo Contreras

?Actualmente vivimos en un entorno económico que cambia muy rápidamente bajo las premisas de las naciones líderes del mundo.

A partir del año 2008 hasta el 2014 los bancos centrales tomaron medidas económicas para incentivar el crecimiento y disminuir el costo del dinero. Y por ende México no se quedó atrás y replicó las políticas monetarias como lo ha venido haciendo hasta la fecha; bajo esas condiciones la Tasa de Intereses Interbancaria de Equilibrio (TIIE)* se encontraba a finales del 2008 en niveles de 8.80% muy cercanos a los actuales y la tasa de fondeo gubernamental** oscilaba sobre niveles de 8.24%.

Como mencionaba anteriormente, a finales del 2008 donde las tasas tocaron sus puntos máximos comenzó un cambio de ciclo económico con la disminución de las tasas de interés, las cuales tocaron sus niveles más bajos en el periodo de septiembre 2014 donde la TIIE se encontraba en niveles de 3.27% y la tasa de fondeo Gubernamental en 2.99%.

Como podrán ver en la gráfica el ciclo de las tasas bajas ha terminado en el 2015 y al igual que en el 2008, la Reserva Federal de Estados Unidos lleva la batuta en materia económica mundial; vamos a mitad de año y tanto México como nuestro vecino del norte han tomado caminos similares, aún faltan 6 meses y quedan dos incrementos más con lo que nivelaríamos el tipo de cambio, así como tener un mejor control de la inflación que en los meses recientes ha presentado incrementos.

Pero, ¿a nosotros cómo nos afectan estas medidas?

El ejemplo más claro de las implicaciones que tienen estos cambios económicos globales a nuestro entorno se traduce de la siguiente manera, la contratación de una tarjeta de crédito, puesto que la mayoría la utilizamos para dar solución a nuestros problemas inmediatos, como el pago de un seguro, pagar el servicio del auto, alimentos, aprovechar promociones de compras por internet, entre otros. Pero una decisión de 10 minutos tiene un costo entre el 19% y el 42% al año.

Al igual que tomar una decisión para el crédito de tu casa, que puede ser a diez años, a niveles actuales es posible que el esquema de crédito que contrates hoy necesite un refinanciamiento por ajuste de tasas a la baja; puesto que las condiciones que contrataste fueron sobre una tasa fija alta.

Por otro lado, en una inversión aprovecha los altos rendimientos que te va a estar pagando la deuda, aléjate de las fibras y en el mercado bursátil aprovecha las oportunidades en precio y valor de las emisoras, así como las colocaciones primarias; como la salida a bolsa por parte de Banco del Bajío.

Cuando llegue ese momento de evaluar tus logros, en cinco o diez años, y voltees hacia atrás veas cuan satisfactorio fue tomar una decisión entendiendo tu entorno económico.

TIIE: tasa base para determinar el costo de los créditos.

Tasa de fondeo gubernamental: tasa utilizada para rendimientos en inversiones libres de riesgo.

 ¡Sigue a Lalo en Twitter!       




NOTAS RELACIONADAS