prolife

POR Max Navarro

Estoy analizando en tres tiempos, los cambios profundos que están sucediendo en mi ciudad, cambios que nunca antes se habían presentado con tal velocidad ni profundidad, en esta última entrega, expongo la...

Límites urgentes para la ciudad de León

Estoy analizando en tres tiempos, los cambios profundos que están sucediendo en mi ciudad, cambios que nunca antes se habían presentado con tal velocidad ni profundidad, en esta última entrega, expongo la apremiante necesidad de que alguien tenga la inteligencia y el liderazgo para poner un límite al casco urbano de la ciudad, el espíritu de este análisis es abrir la discusión y ponerla en la mesa de las ideas y las propuestas.

El propósito fundamental de crear ciudades es facilitar la vida a sus ciudadanos, en un espacio que le ofrezca oportunidades de tener acceso a la salud, educación y empleo. Por eso se construyó Tebas (1), en el antiguo Egipto, esa fue la razón de la fundación de Atenas, en Grecia y sin duda Roma se construyó piedra tras piedra con este propósito. Esa fue la promesa de estas grandes culturas para que la gente migrara del campo a la ciudad.

Ahora, en pleno siglo XXI, vemos algo impensable hace 5,000 años, la existencia de megalópolis que contienen a 20 o 30 millones de seres humanos viviendo en un solo espacio urbano, con graves problemas de eficiencia y sustentabilidad.

Detengámonos un momento a reflexionar, desde el punto de vista ecológico, los científicos miden la capacidad de un territorio para sostener a una especie animal en función de su –capacidad de carga-. Derivado de múltiples evidencias de extinción de especies que sobrepasaron esta relación de sostener vida en un territorio incapaz de proporcionar recursos a estas especies.

Este colapso en las especies animales, ha sucedido en las civilizaciones humanas, recordemos el abandono de ciudades y poblados en la cultura Maya a causa de la imposibilidad que tenían los sitios para seguir sosteniendo y alimentando a la población sobre todo en los periodos clásico y post-clásico (2). Otra evidencia clara, fue el colapso de Teotihuacán, una de las grandes metrópolis mesoamericanas, que fue abandonada entre el año 350 y 425 d.c. (3)

Ahora los urbanistas han puesto esta preocupación en la mesa de discusiones, ¿cuál es la capacidad de un territorio urbano para dar cabida a cuantos seres humanos en un contexto eficiente y sustentable? (4) ¡Vaya reflexión!

Para plantear una respuesta responsable a este cuestionamiento, propongo aplicar tres visiones e indicadores, usadas por la O.C.D.E. (5), la Comisión Europea del Medioambiente y el Congreso del Nuevo Urbanismo.

La O.C.D.E. en su documento El siglo metropolitano, precisa que para que una ciudad tenga un funcionamiento eficiente requiere: 1.- Una estructura de gobierno que planifique correctamente el uso del suelo urbano, 2.- Un buen sistema de transporte público en la ciudad y 3.- Ciudades entre 500,000 a 1,500,000 habitantes.

La Comisión Europea del Medio Ambiente, en su estudio de Indicators for sustainable cities, refiere la sustentabilidad de una ciudad como: 1.-El adecuado equilibrio de la Movilidad de la población, 2.- Barrios y ciudad compacta que facilite los recursos y tiempos de acceso a equipamientos y  3.- Una economía local en crecimiento.

El Congreso del nuevo urbanismo (CNU) , en su Charter of the new urbanism precisa que para tener buen urbanismo en las ciudades se requiere:  1.- La necesidad de ciudades compactas, 2.- Tener densidades variables en la ciudad  y 3.- Movilidad urbana multimodal.

La visión de las tres entidades son similares y congruentes entre sí.

Analizando la ciudad de León con estos enfoques:

Con la métrica de la O.C.D.E., León está en la frontera de una ciudad eficiente por 1.- En la planeación de uso de suelo urbano,  tienen claro que hay que mezclar usos de suelo y densidades, pero su implementación ha sido lenta. 2.- Tenemos una ciudad de muy baja densidad y prácticamente no mezclamos usos de suelo 3.- En distancias urbanas, gran parte de la población hace 45 min. de casa a trabajo (está en el límite superior de su propuesta) y 4.- En población, está rondando poco más de millón y medio de habitantes (de nuevo está en el límite superior de su propuesta)

Las ciudades deben tener un centro y un borde legibles:    Charter CNU

Con la Métrica de La Comisión europea del medio ambiente, 1.-  La movilidad urbana de la población, tiene un sistema adecuado, pero insuficiente para la demanda (el SIT requiere mayor inversión para llegar a estándares de eficiencia) 2.- La ciudad sigue creciendo cada día y es dispersa (los ciudadanos tenemos que recorrer grandes distancias en la mancha urbana todos los días) 3.- La economía de la ciudad es creciente y  está por arriba de la media nacional (6) y cada vez más diversificada,  bien en este punto.

Con la métrica del CNU : 1.- La ciudad de León es dispersa debido a su baja densidad y no tiene un límite definido.  2.- La planeación urbana de la ciudad establece, baja densidad en casi todo su territorio, a excepción de los corredores viales, (no existe en los hechos, la voluntad de autorizar densidades urbanas mayores). 3.- En la movilidad urbana, la ciudad ha hecho un gran esfuerzo a través del SIT, habrá que confiar en que habrá cada vez más, una mayor incidencia de esta modalidad de transporte en la mancha urbana.

Conclusión derivada de estas reflexiones:   A casi 450 años de la fundación de la Villa de León, es el momento de poner límites a la ciudad como una fuerte herramienta para su eficiencia y sustentabilidad. Debemos consolidar el casco urbano. El crecimiento poblacional del país y del propio León, se acabará de 18 a 22 años, existen porciones enormes de suelo urbano vacío. Los presupuestos para construir y completar la infraestructura urbana son muy limitados. ¿Qué sentido tiene crecer la mancha urbana de León aún más?

En este brevísimo análisis, se establecen reflexiones suficientes, en razón de tres visiones de entidades de gran prestigio mundial, para que hagamos esta reflexión y actuemos en consecuencia.

“Las ciudades menores a 500,000 habitantes no tienen suficiente masa para poder ser productivas, las ciudades mayores a 1,500,000 habitantes tienen problemas de eficiencias urbanas. “ O.C.D.E.

Fuentes

(1) Tebas, ciudad capital del antiguo imperio egipcio, en el 2,140 a.c. ahora es la ciudad de Luxor.

(2) Agotamiento del suelo (O. F. Cook, W. T. Sanders, M. Harris) Pérdida de agua y erosión (C. W. Cook y O. G. Ricketson)

(3) Teotihuacán, Eduardo Matos Moctezuma, ed. Fondo de Cultura Económica.

(4) Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (O.C.D.E.)

(5) La Comisión Europea para políticas medioambientales lo define como: espacios urbanos congruentes con el medio ambiente, que promuevan la productividad económica a largo plazo, así como la salud y el bienestar.

(6) En 2014 el P.I.B. promedio por habitante en León era 129 mil 970 pesos, en 2009 era de sólo 77 mil 775 pesos (datos estimados por INEGI y Banamex.)

Lee la primera y segunda parte de esta serie.




NOTAS RELACIONADAS