prolife

POR Max Navarro

Me asusta lo que está pasando, cada vez me siento más vulnerable y solo en mi propia colonia.

Analizaré en tres tiempos, los cambios profundos que están sucediendo en mi ciudad, cambios que nunca antes se habían presentado con tal velocidad ni profundidad, pretendo dar un punto de vista que aunque polémico o asertivo, le afecta a usted y a mí, para bien o para mal… abramos la discusión y pongámosla en la mesa de las ideas y las propuestas.

La transformación de mi colonia y mi ciudad es evidente, la casa de la esquina, la han tirado y pusieron un Oxxo, en la siguiente cuadra han hecho lo mismo con un par de casas y pusieron una farmacia, en seguida abrió un banco. 

En la memoria colectiva de vecinos y amigos, estos relatos son recurrentes y afectan la percepción de la vida de la gente, “he vivido 40 años aquí, nunca había pasado algo semejante a esto, las calles ahora están llenas de autos estacionados, prolifera el comercio y las oficinas, han invadido las casas de mis vecinos, ahora hay mucha gente que no conozco que van y vienen todos los días”. (1)

En la ciudad de León, Guanajuato, la colonia Panorama, una colonia de clase media alta, ha sufrido una transformación profunda en los últimos 12 años, de ser una zona residencial tranquila, ahora solo en la Av. Panorama existen 231 comercios y 37 oficinas, que dan empleo directo a 806 personas, existen 409 cajones de estacionamiento sobre las calles y 143 cajones de estacionamiento asignados, es sin duda un caso de éxito en la activación de empleo, a medias… falta el esfuerzo de la autoridad para mejorar el espacio urbano, el cual consolidaría mejores empleos e ingresos en beneficio de la propia ciudad (2).

Pero lamentablemente, la autoridad, ha decidido que no permitirá más cambios de usos de suelo en la colonia Panorama, en beneficio de los vecinos que claman y se quejan que estos cambios afectan su vida cotidiana.

Algo similar pasa en la Calle Coahuila en la colonia Bellavista, una zona de clase media baja, ahí también proliferan los emprendedores, vea usted: existen 52 comercios y 16 oficinas, que dan empleo permanente a 131 personas y existen 139 cajones de estacionamiento de oportunidad en la calle. Solo por citar dos calles activas con comercio y servicios en dos colonias de diferente posición social. (2)

Las ciudades en el mundo piden a gritos lo que sucede en la ciudad de León, pequeñas inversiones que activen empleos, áreas de oportunidad para los pequeños empresarios que desean arriesgar capital y trabajo en pos de una idea, y por la parte de los residentes, oferta de productos y servicios cerca de casa, lo que sucede en estas colonias ¡es digno de celebración! Esta combinación de emprendedores llamados Mipymes y oferta de productos y servicios cerca de casa, son dos premisas indispensables en el urbanismo sustentable.

Esto es muy positivo, solo hay que explicar a nuestros vecinos, que esto sucede en pocas ciudades del mundo, solo sucede en aquellas que tienen una economía abierta en economías estables,  créanme, la gran mayoría de ciudades desean estos cambios en beneficio de sus hijos.

La realidad es que nuestras autoridades no incidieron en este crecimiento de ninguna de las calles analizadas y no saben si es bueno apoyarlo, hay voces dentro del cabildo desde la administración pasada que han dicho “no más cambios de uso de suelo en Panorama”.

Esta generación de emprendedores, sucedió hace más de 25 años en las ciudades de Europa como Marsella, Bonn, Barcelona, Lisboa, por mencionar algunas, ahora ellos tienen empresarios consolidados mediante comercios y servicios que iniciaron como lo que está sucediendo hoy en la ciudad de León, han avanzado en calidad de empleo y calidad de ciudad.

Ahora en Latinoamérica hay un caso digno de mención, el cual deberíamos de replicar, en la ciudad de Lima en Perú, la Av. Miguel Dasso, opino que hay que seguir estas ideas y soluciones en beneficio de los emprendedores y de la propia ciudad.

En vez de restringir los usos de suelo, para coartar a nuevos emprendedores, deberían de proponer como crear más cajones de oportunidad dignos en las calles, como mejorar el equipamiento y el lenguaje urbano, como apoyar a la creación de mas empleos de esas pequeñas empresas. Estoy seguro que hay un gran potencial para ambas partes, la autoridad puede mejorar esto rápidamente y los emprendedores pondrían todo su esfuerzo para mejorar sus inversiones si la autoridad decide apoyarlos, tendríamos un caso de éxito a nivel nacional, porque lo que pasa en mi ciudad, lamentablemente pasa en todo el país.

No estoy exagerando, Richard Florida y Edward Glaser, dos estudiosos de prestigio mundial lo han documentado en dos reconocidos estudios acerca de algunas ciudades de los Estados Unidos (3), la gran noticia es que lo podemos hacer, solo hace falta una cosa, liderazgo para dirigir estos esfuerzos y creo honestamente que la ciudad de León tiene un líder en su alcalde, la pregunta es si lo querrá hacer, o si sus dependencias de gobierno lo dejarán hacerlo. 

Si nuestro alcalde decide hacer el esfuerzo, la historia y nuestros hijos estoy seguro, se lo reconocerán.

En la segunda entrega veremos “la ciudad privada, el caso León”, como afecta a nuestra ciudad los innumerables fraccionamientos cerrados, qué efectos tiene en la mancha urbana y que están haciendo las ciudades de vanguardia mundial al respecto.

  1. Relato de un residente de la Calle Maestros, en la colonia Panorama.
  2. Levantamiento de datos duros por Grupo Link.
  3. Richard Florida, La clase creativa, Ed. Paidós. Edward Glaser, El triunfo de las ciudades, Ed. Taurus.

Lee la segunda parte de esta serie.

 




NOTAS RELACIONADAS