prolife

POR Los Cracks

La temporada de Fórmula 1 se encuentra a la vuelta de la esquina y presenta uno de los grandes retos en la carrera de Checo, es el año en el que el mexicano debe apostar por la consolidación y por dar ese salto de calidad.

Por Roberto Maurer de Los Cracks

 

La temporada de Fórmula 1 se encuentra a la vuelta de la esquina, los motores comenzarán a rugir el próximo 22 de marzo en Australia, aunque los ojos de todos los aficionados al automovilismo en México están puestos en el último fin de semana de octubre, en el que nuevamente el Autódromo Hnos. Rodríguez albergará uno de los mejores grandes premios del año, en donde los propios pilotos se han dicho maravillados por el público y la organización azteca.

Una de las principales atracciones para el fanático latinoamericano en el “gran circo” es la presencia de Sergio Pérez, piloto mexicano que ocupó el séptimo sitio en la clasificación individual en 2017, apenas por encima de su coequipero y probablemente máximo rival, Esteban Ocon.

El 2018 presenta uno de los grandes retos en la carrera de Checo, es el año en el que el mexicano debe apostar por la consolidación y por dar ese salto de calidad que le permita ocupar el asiento de un monoplaza de una escudería más importante en la temporada 2019, en la que la FIA ya aprobó cambios en el reglamento y en el chasis de los autos, por lo que una actuación destacada del mexicano, podría hacerlo soñar con pelear por el título en un futuro cercano.

Hay que recordar que Pérez ya tuvo una oportunidad muy importante en su carrera, cuando fue contratado por McLaren, situación de la que el mexicano habló con el sitio especializado Motorsport.com y dijo:

"Realmente creo que llegué a McLaren demasiado pronto en mi carrera. No estaba preparado para eso. Pero no se puede dar por sentado que ocurriera por una razón. Sucedió porque estaba haciendo un trabajo tremendo. En ese momento necesitaba otro año en Sauber, pero fue así. Gracias a ese año me convertí en el piloto que soy ahora".

Sin embargo, Checo ahora está listo para tomar el reto y afirma: "Creo que si llega la oportunidad, estoy totalmente preparado, muy completo en aspectos como piloto y como persona. Eso puede marcar la diferencia si llega la oportunidad. Creo que subiré de escala, que habrá una gran oportunidad".

En su vida personal, el 2018 representa una año lleno de motivación para el piloto tapatío, pues apenas en diciembre pasado presumió en twitter la llegada de su primogénito, Sergio Pérez Martínez, junto a su esposa Carola Martínez. Veremos si el pequeño Checo llega con torta bajo el brazo, mientras tanto, la escudería Force India ya le aseguró que le guardarán un asiento como piloto para dentro de algunos años.

En relación al ya mencionado Gran Premio de México, los boletos, que están a la venta desde el 22 de febrero, tendrán costos que van de los $1,500 a los $21,750 pesos en el sitio ticketmaster.

Los precios, según afirmó Federico González, Director del Gran Premio de México, son en agradecimiento al público azteca, pues se mantendrán exactamente igual que en la edición anterior.

¿Cuál es su pronóstico para la temporada 2018 fanáticos?, ¿podrá Lewis Hamilton volver a estar en la cima de la F1?, ¿al fin veremos a Checo Pérez en el Top 5 del mundo?, ¿habrá podio para el piloto mexicano?

Que ondee la bandera verde y que rujan los motores, para que todas estas dudas sean despejadas durante las 21 fechas del serial más importante, veloz y trepidante del planeta.

 




NOTAS RELACIONADAS