prolife

POR Luisa Nieto

Uno de los principales retos cuando decidimos comenzar una alimentación saludable es el comer fuera de casa.

Sabemos que no podemos controlar al 100% lo que consumimos cuando comemos en algún restaurante, pero sin duda es posible comer sano con los siguientes tips:

  1. Antes de tu comida fuera de casa:
  • Si tu compromiso es a la hora de la comida o cena, es importante no saltarse ninguna comida o colación. Puedes realizarlas un poco más ligeras, pero nunca saltarlas.
  • Si es un desayuno tarde, puedes consumir una fruta antes.

  1. Elección del restaurante:
  • Si tienes oportunidad de elegir el restaurante prefiere alguno de carnes o pescados, ya que podrás consumir proteína y combinarla con algunas verduras. Otra buena opción es comida japonesa, por lo general su preparación es baja en grasa.
  • Evita los buffets o lugares de comida rápida; como pizzas, hamburguesas, pollo frito.

  1. Botana y entradas:
  • En muchos restaurantes ofrecen pan o totopos con salsas para comer mientras ordenas, para evitar la tentación de consumirlos puedes pedir verdura picada con limón y chile piquín.
  • Si se te antoja alguna entrada, las mejores opciones son alguna ensalada sin aderezo o sopa de verduras. Si no tienes mucha hambre, puedes pasar directamente al plato principal.

  1. A la hora de elegir tu platillo principal es importante:
  • Que tenga suficientes verduras (ya sea que las incluya el platillo o las pidas por separado).
  • Siempre debe contener una fuente de proteína (pollo, pescado, huevo, res).
  • Elige preparaciones al vapor, asado, a la parrilla o al horno.
  • Puedes acompañarlo con salsas, mostaza, jugo de limón.
  • Si conoces el lugar y son porciones muy grandes pide a alguien compartirlo, o come hasta que te sientas satisfecho y el resto lo pides para llevar.
  • Trata de evitar el consumo de tortilla o pan, principalmente si tu platillo principal contiene pasta o arroz.
  • Evita cualquier platillo frito o empanizado.

  1. Tu bebida:
  • Evita el consumo de bebidas alcohólicas, refrescos, jugos o cualquier bebida con azúcar.
  • Prefiere agua natural, agua mineral, limonada o naranjada sin endulzar, rusa mineral, infusión o té sin azúcar.
  • Pide sustituto de azúcar por separado para endulzar tu bebida.

  1. Postre:
  • Si al terminar de comer tienes antojo de algo dulce, lo ideal es compartir tu postre.
  • Otra opción es llevar un dulce o chocolate pequeño que aporta menos calorías que consumir un postre en algún restaurante.

Encuentra a Luisa Nieto en Facebook como @nutriologaluisanieto y encuentra más consejos de nutrición.

 

                                                                                                           




NOTAS RELACIONADAS