prolife

POR Luisa Nieto

Cada vez va en aumento el interés de cuidar nuestra salud y bienestar y al mismo tiempo se han creado una infinidad de dietas con poca o ninguna base científica.

Cada vez va en aumento el interés de cuidar nuestra salud y bienestar y al mismo tiempo se han creado una infinidad de dietas con poca o ninguna base científica que prometen una rápida pérdida de peso con poco esfuerzo, así como un excelente estado de salud e incluso la prevención o cura de algunas enfermedades. En este artículo mencionaré las dietas más populares, explicando en qué consisten, algunas ventajas, desventajas y riesgos de seguirlas como plan de alimentación.

Dieta Alcalina

Se basa en la teoría de que los alimentos que consumimos pueden afectar el pH de nuestro cuerpo, por lo cual solo recomiendan el consumo de alimentos que tengan el mismo pH de la sangre (pH alcalino). Aseguran que con este tipo de dieta lograrás “desintoxicarte” e incluso curar enfermedades como cáncer. La realidad es que no existe ninguna evidencia científica que avale esto, nuestros órganos como riñones e hígado se encargan de desechar todas las toxinas de nuestro cuerpo.

Desventajas

En su lista de alimentos recomendados solo incluye frutas, verduras, semillas y frutos secos. Dejando fuera alimentos como cereales, pescado, pollo, huevo, leguminosas; lo cual hace una dieta muy limitada y con baja cantidad de proteína. Se crean falsas expectativas para personas que padecen enfermedades graves como cáncer.

Dieta vegana y crudivegana

De su lista de alimentos excluye todos los productos de origen animal y sus derivados como leche, queso y huevo. En la crudivegana todos los alimentos se consumen crudos. La finalidad de este tipo de dietas es tener una vida más saludable y además evitar el sufrimiento de los animales. Al incluir únicamente ingredientes de origen vegetal el nivel de colesterol total se mantiene bajo, además se relaciona a una mejor salud cardiovascular y disminución de riesgo de cáncer.  

Desventajas

Las personas que decidan llevar una dieta vegana deben ser conscientes del riesgo de deficiencia de vitaminas B-12 y D, calcio, hierro y ácidos grasos omega-3. Para evitar esto se requiere suplementación sugerida por un experto. Por otro lado es muy difícil cubrir la cantidad de proteína que requiere nuestro organismo, por lo cual se requiere orientación de un nutriólogo.  

Dieta cetogénica

Consiste en disminuir o eliminar el consumo de hidratos de carbono (cereales, frutas, verduras) y aumentar la cantidad de proteína y grasa. La finalidad de esta dieta es una rápida reducción de peso, se ha realizado comparaciones con una dieta equilibrada  y se ha comprobado que la pérdida es más rápida. Al seguir este tipo de dieta nuestro cuerpo utiliza cuerpos cetónicos como fuente de energía en lugar de glucosa. 

Desventajas

Al eliminar frutas y verduras existe una carencia de vitaminas, minerales y fibra. Además de presentar efectos adversos como mal aliento, fatiga, estreñimiento y falta de concentración. Puede ser muy peligroso seguir este plan para quien presenta algún daño renal o hepático, pues se agrava el problema. Si no existe ninguna orientación sobre la lista de alimentos que se pueden consumir, se puede abusar del consumo de carnes con mucha grasa o alimentos que puedan elevar los niveles de colesterol.

Dieta según el tipo de sangre

Está basada en consumir ciertos alimentos de acuerdo al grupo sanguíneo de cada persona para de esta manera lograr una perdida de peso. No existe ningún estudio o evidencia científica que avale lo anterior. 

Desventajas

Se excluyen alimentos que pueden ser saludables y de agrado de la persona que decida seguir esta dieta. Si no se cuidan las porciones de alimentos no se obtendrán resultados en cuanto a la pérdida de peso. 

Sin duda la mejor manera de lograr objetivos como pérdida de peso es un plan de alimentación equilibrado, que incluya todos los grupos de alimentos (hidratos de carbono, proteíns y grasas) además debe ser personalizado y es muy importante conocer las porciones recomendadas de cada grupo de acuerdo a la meta que se quiera lograr. Mi recomendación es que siempre que tengas inquietud por bajar de peso o mejorar la salud en general debes acudir con un especialista en nutrición que podrá evaluar tu estado nutricional y orientarte para crear cambios que logren un estilo de vida y un plan de alimentación que podrás seguir siempre sin poner en riesgo tu salud.

¡Sigue a Luisa en Facebook!




NOTAS RELACIONADAS