prolife

POR Santiago Sánchez

La importancia de la práctica de la actividad física ha sido demostrada y se consolida como un factor protector de la salud al disminuir el riesgo de sufrir patologías relacionadas al sobrepeso. Adicional...

La importancia de la práctica de la actividad física ha sido demostrada y se consolida como un factor protector de la salud al disminuir el riesgo de sufrir patologías relacionadas al sobrepeso. Adicionalmente, el fomento de la práctica de la actividad física regular es una de las acciones prioritarias según los lineamientos internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), como parte de un estilo de vida saludable.

Uno de los factores que afecta la calidad de vida de las personas desde etapas muy tempranas son los dolores músculo esquelético, pues contribuyen a una disminución en la satisfacción general con la vida, al disfrute del tiempo libre, la salud física, emocional y la calidad del sueño, entre otras dimensiones del ser humano.

La preparación para iniciar un programa de entrenamiento físico requiere, entre otros, mejorar la mecánica respiratoria, prevenir o disminuir la alteración en el intercambio gaseoso, educar, dar soporte nutricional y apoyo psicológico. El ejercicio físico mejora la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la "imagen corporal" y la sensación de bienestar, se produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental. Se estima que entre un 9 y 16 por ciento de las muertes producidas en los países desarrollados pueden ser atribuidas a un estilo de vida sedentario. En el estado de salud de una persona este es un factor fundamental que se combina con otros determinantes importantes como la dotación genética, la edad, la situación nutricional, la higiene, estrés y el consumo de tabaco y alcohol. 

Beneficios de la práctica deportiva en la salud física y mental de los practicantes:

En el corazón 

Disminuye la frecuencia cardiaca de reposo y cuando se hace un esfuerzo aumenta la cantidad de sangre que expulsa el corazón en cada latido. De esta manera la eficiencia cardiaca es mayor "gastando" menos energía para trabajar. 

En el sistema circulatorio contribuye a la reducción de la presión arterial, disminuye la formación de coágulos dentro de las arterias y mejora el funcionamiento venoso previniendo la aparición de varices. 

En el metabolismo 

Aumenta la capacidad de aprovechamiento del oxígeno que le llega al organismo por la circulación, aumenta el consumo de grasas durante la actividad con lo que contribuye a la pérdida de peso, colabora en la disminución del colesterol total y del colesterol LDL ("malo") con aumento del colesterol HDL ("bueno"), mejora la tolerancia a la glucosa favoreciendo el tratamiento de la diabetes, incrementa la secreción y trabajo de diferentes hormonas que contribuyen a la mejoría de las funciones del organismo, colabora en el mantenimiento de una vida sexual plena, mejora la respuesta inmunológica ante infecciones o agresiones de distinto tipo, fortalece  estructuras (huesos, cartílagos, ligamentos, tendones) y mejora la función del sistema músculo esquelético contribuyendo efectivamente en la calidad de vida y grado de independencia especialmente entre las personas de edad y disminuye síntomas gástricos y el riesgo de cáncer de colon.

Aspectos  psicológicos: 

Aumenta la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental,  se produce liberación de endorfinas que favorecen el "sentirse bien", después del ejercicio disminuye el grado de agresividad, ira, ansiedad, angustia y depresión; disminuye la sensación de fatiga, le da más energía y capacidad de trabajo sobre el aparato locomotor, aumenta la elasticidad muscular y articular, incrementa la fuerza y resistencia de los músculos, previene la aparición de osteoporosis y el deterioro muscular producido por los años, facilita los movimientos de la vida diaria y contribuye a mayor independencia de las personas mayores, además mejora el sueño.

Algunas personas piensan que a determinada edad ya no es recomendable hacer ejercicio, la única razón por la que no se debe practicar es por indicación médica. Es tiempo de despegar la cadera de la silla y ponerse en movimiento.




NOTAS RELACIONADAS