probusiness

POR PRO Magazine Chihuahua

Al hablar de coaching nos encontramos con diversas técnicas y filosofías al respecto. Hoy voy a platicarles sobre el Coaching Conversacional, o bien como su filosofía pura, el Coaching Ontológico de...

Al hablar de coaching nos encontramos con diversas técnicas y filosofías al respecto. Hoy voy a platicarles sobre el Coaching Conversacional, o bien como su filosofía pura, el Coaching Ontológico de Rafael Echeverría y su increíble aplicación a la investigación de mercados.

El coaching ontológico tiene la visión de que todo es posible a través de la palabra. Las declaraciones que todos los días hacemos cambian el mundo y es importante diferenciar lo que es nuestra percepción de lo que es un hecho en sí; ejemplo, estamos a 4° grados de temperatura vs. tengo frío. La primera es un hecho comprobable, mientras que la segunda, aunque también es verdad (nadie lo duda), solo es un hecho comprobable para la persona que lo dice, no necesariamente para el mundo, ya que podrá haber alguien que diga, “yo no tengo frio” a la misma temperatura, haciendo de esta una declaración igual de valida, pero de igual manera solo válida para quien la dice.

Entonces, la palabra en este sentido cobra mucho poder. Construir o destruir a través de la comunicación, dice el autor. Pero hay un elemento fundamental para que esto se dé: LA ESCUCHA.

Sin escucha no hay comunicación. No puede haber una conversación sin que haya un emisor y receptor y menos si alguna de las partes no escucha; esto se convierte en un monólogo. Muchas veces pensamos que el otro es el que no nos entiende, pero pocas veces nos ponemos a reflexionar si nosotros somos los que no estamos escuchando o que estamos tan seguros de “nuestra opinión” que cuando alguien habla, solo estamos pensando “ya sé lo que dirᔠo “porque tengo que estar escuchando esto”…. Esto se llama NO ESCUCHAR. Estar tan concentrado en nuestra propia conversación interna, que automáticamente desechamos cualquier cosa que otro pueda decirnos y por lo tanto es poco probable que se dé una conversación sana y constructiva.

Bueno ¿y la investigación de mercados?... Pues simple, cualquier investigador sabe que la empatía es el fundamento de toda encuesta, sesión de grupo, entrevista, etc., y derivado de lo anterior vemos que el coaching es una técnica para mejorar la conversación y a su vez la empatía con nuestros emisores o receptores. El verdaderamente estar concentrado en la conversación que sucede y no en la mía interna, permite no solo escuchar mejor, para responder mejor (no una barbaridad) si no que permite ENTENDER mejor. El entendimiento es básico en cualquier investigación, sea cuantitativa o cualitativa. Si no comprendemos el porqué de la respuesta del mercado, de nada servirá un muestreo estadístico enorme o mil y un sesiones de grupo. Necesitamos comprender que hay detrás de las respuestas, porque son, sus paradigmas subyacentes. No es fácil y requiere entrenamiento, pero cuando se logra, a veces pareciera que los investigadores son “adivinos”.

Por último, pareciera costoso invertir en un tema de coaching y más porque alomejor no hacemos la investigación con un personal técnico en todo momento, pero no es así. No tenemos que entrenar a todo nuestro personal en esto, podemos ir poco a poco, enfocando los esfuerzos a aquellos temas más relevantes y primordiales.

Seas una agencia de investigación o cualquier empresa, siempre necesitas estar investigando el mercado. Su personal es su mercado, su jefe es su mercado, sus clientes, sus socios, sus proveedores. La empatía rinde y rinde mucho. La escucha es como abonarle todos los días al capital y una conversación sana como generar utilidades permanentes.

El coaching y la investigación combinadas son una herramienta interesante para poder hacer lo que muchos quisieran: conectar con nuestros clientes + conectar con nuestro personal + conectar con todos. No olviden que saber que todos somos diferentes es la clave de la humildad y la humildad la clave de todo negocio exitoso.

 

 




NOTAS RELACIONADAS