prolife

POR Lilia Martínez

El deporte puede ser como “el huevo y la gallina”: ¿son las fortalezas personales las que te comprometen con el deporte o es la constancia y la resistencia que en él se generan, lo que va fortaleciendo...

El deporte puede ser como “el huevo y la gallina”: ¿son las fortalezas personales las que te comprometen con el deporte o es la constancia y la resistencia que en él se generan, lo que va fortaleciendo tu carácter? 

A pesar de que se conocen múltiples beneficios del deporte, aún hay quienes no se activan, así que presento otros ángulos de la actividad física, para animarlos un poco más:

-Aunque cuesta madrugar, empezar temprano una rutina al aire libre da la posibilidad de observar amaneceres espectaculares o bien, un saludable cierre del día.

-Aclaras pensamientos e ideas, la creatividad aumenta.

- Te conecta con tu vida.

- Si haces ejercicio con alguien más, ganas amistades más estrechas y un equipo solidario.

- Seguir una rutina te hace más constante, por tanto, una persona confiable en cualquier ámbito; pues si logras tus objetivos, seguro respondes a otros retos.

- Te aleja de malos hábitos, y si se vuelve adicción, seguro tiene mejores resultados que otras.

- Activa tu mente para nutrirte, no para llenarte con la comida.

- El deporte es un agente que educa, fortalece el espíritu y la voluntad, te sorprenderás lo que hace por tu personalidad.

- Entrenar requiere organización, por lo que cuidas más tu tiempo para integrar lo personal, familiar y laboral.

Claro, hay momentos que te preguntas: ¿qué estoy haciendo aquí sufriendo? Pero cuando amas lo que has descubierto en el deporte, regresas una y otra vez más a ese fantástico mundo.




NOTAS RELACIONADAS