probusiness

POR Guillermo Villalobos

Hoy en día todos estamos comunicados a través de nuestro Smartphone con personas de cualquier parte del mundo, vía un sistema, aplicación o plataforma que nos ofrece nuestro mundo cada vez más global y...

Hoy en día todos estamos comunicados a través de nuestro smartphone con personas de cualquier parte del mundo, vía un sistema, aplicación o plataforma que nos ofrece nuestro mundo cada vez más global y mejor comunicado. Y no sólo mejor comunicado, sino que el costo de dicha comunicación en algunos de los casos es inclusive gratuita. Esta tendencia ya no sólo se limita a la conectividad entre personas, sino que ahora las mismas “cosas” se comunican entre sí para un intercambio de información o funcionamiento que derive en un servicio hacia la población. 

En el caso de la industria de la energía renovable no estamos ajenos a esta tendencia. Se han desarrollado un sin número de sistemas que nos ayudan a monitorear el consumo eléctrico de nuestros clientes, su producción de energía renovable, cual quier alerta o falla del sistema y en algunos de los casos el mismo control del sistema vía remoto. Como es el caso donde estamos instalando un sistema en una carretera en donde será posible controlar el sistema de iluminación vía remoto. Este sistema permite la conexión de cada luminaria a un sistema de control que a su vez está conectado con internet. El sistema permite controlar el funcionamiento de todas las luminarias para lograr mayor seguridad al circular, genera ahorros al sistema de alumbrado público pues es posible disminuir la intensidad de la luminaria en los tiempos en donde no es necesario que estén encendidas al 100% de su capacidad, hace más eficientes los programas de mantenimiento para los gobiernos locales, además de otras funciones en beneficio de los usuarios de la carretera y del personal encargado del mantenimiento de la misma. 

Cualquier empresa que ofrezca servicios innovadores basados en la conectividad, se podrá decir que ofrece un valor agregado, sin embargo considero que esto será por muy poco tiempo, pues pronto dejará de serlo y pasará a ser un requisito indispensable para competir en su industria el lograr que la conectividad se de en beneficio de los usuarios. 

Ahora el reto también está en la parte legislativa y de regulación para lograr “alcanzar” el ritmo de los avances tecnológicos. Nuestros legisladores y creadores de leyes deberán de estar muy involucrados en el avance en conectividad para lograr que estos servicios logren la difusión que demanda la competitividad y los usuarios.

Busquemos como la industria en donde nos desempeñamos pueda subirse a esta tendencia mundial, busquemos innovar y diferenciarnos con estos atributos que permiten el enlace entre diferentes industrias y alcanzar una mejor calidad de vida en nuestra sociedad.

 




NOTAS RELACIONADAS