probusiness

POR Ignacio de González

En nuestro entorno nos vemos rodeados por un fenómeno social y económico fundamental: las empresas familiares.

Según el INEGI en el censo económico del año 2010 el 86% de las PYMES son de carácter familiar. Dígase una empresa dirigida por más de dos miembros de una sola familia, con tres años de constitución con la visión de transmitir la empresa a las siguientes generaciones.   

Esto significa que la economía formal en su base es de este origen y tiene implicaciones para toda la persona que se encuentran a su alrededor, por ejemplo, los hijos, la familia política, los posibles nietos y todo aquel se ha servido como cliente o proveedor de este tipo de empresa. Aquí las ideas del futuro implican una fuerza única, variopinta y resistente al cambio. El tipo de liderazgo al principio en el nacimiento de una empresa es casi siempre autocrático y difícil de cambiar, sin embargo, las nuevas generaciones dentro de la familia, los cambios tecnológicos y la frenética forma de vivir del siglo XXI, nos da la idea de que la sucesión no sólo es necesaria, sino obligada para la trascendencia primero de las personas y luego de los negocios. Este proceso, nada fácil, es mejor vaya acompañado por una serie de personas que te pueden aconsejar:

1. Notario Público. Es la persona que pueden orientar a través de un testamento (la última voluntad para después de la muerte) como colocar los bienes presentes y futuros. El planear la distribución del patrimonio a través de cláusulas que estipulen la paz en la familia. Esto puede evitar la ruptura de la familia o familias que dejó la persona para después de su partida y así la distribución sea de forma legal, transparente y abierta.  

2. Asesor Financiero Patrimonial.  Una persona calificada para invertir en instrumentos financieros fijos y variables. En general son personas que orientan sobre la adquisición de un seguro de vida, gastos médicos y fondos de inversión que pueden ser utilizados durante la vida productiva (cobrar los rendimientos en un tiempo determinado) de la persona o para la manutención de menores o salvaguarda de la familia después de la muerte de la misma persona.

3. Consultor en Empresas Familiares. Especialista en el área de planeación, mediación, y construcción de una empresa con carácter parental. Él/ella podrá orientar a la familia sobre la toma de decisiones de los miembros de la familia que tienen propiedad en el negocio sabiendo separar una y otra cosa sin perder de vista la justicia, escribiendo las reglas claras del juego para todos a través de un protocolo.

4. Capacitación especializada. Ahora ya existen un sinfín de herramientas tecnológicas que nos pueden ayudar a obtener mejores conocimientos como Coursera donde encontramos un Taller de empresas familiares. Además en la ciudad de León el miércoles 11 de Octubre de 2017 se dará el primer Foro de Empresas Familiares  auspiciado por el Instituto de Familias Empresarias dos lugares expectantes para impulsar la cultura y riqueza de los temas que aquejan a las empresas. Al final la sucesión no es sólo de personas, es de pensamiento, de estilo de liderazgo y de una fuerte transición entre sentimientos  y dirección de negocios que están dejando de tener algo por alcanzar la paz. 

¡Sigue a Ignacio en Facebook y Twitter!  




NOTAS RELACIONADAS