probusiness

POR Ricardo Guerra

El precio del dólar es una variable que todo mundo quisiera poder predecir.

Pero justo es la más complicada de anticipar, ya que depende de muchos factores tanto endógenos como exógenos, es decir, algunas cosas están en manos de nuestra economía, pero hay  muchos otros factores que son completamente externos.

En una economía como la nuestra, es de mucha importancia estar al pendiente del tipo de cambio, ya que su comportamiento impacta en conceptos importantes de nuestro día a día. Ejemplo claro es la inflación, debemos recordar que un alto porcentaje de la gasolina en nuestro país es importada, y puede afectar los precios de la mayoría de los productos tan sólo por el incremento en el costo de distribución.

Y ya sea para toma de decisiones de inversiones personales o presupuestos empresariales, sigue siendo la variable más difícil de predecir. Sin embargo si hay algunos puntos a considerar que nos permiten al menos ver tendencias o comportamientos lógicos; política monetaria y política fiscal.

Una forma rápida de entender ambos términos es la siguiente: la política monetaria busca controlar la disponibilidad del dinero, la política fiscal la recaudación de impuestos.

  • Política Monetaria Expansiva: Bajar las tasas de interés para hacer más atractivo el crédito y menos atractivo invertir. Incrementa el flujo del dinero quitando el atractivo de nuestra economía a los capitales extranjeros.
  • Política Monetaria Restrictiva: Subir las tasas de interés para incentivar las inversiones, quitarle atractivo al crédito y disminuir el flujo del dinero. Al mejorar las inversiones, mejora el atractivo para los capitales extranjeros.
  • Política Fiscal Expansiva: Tener impuesto bajos o incentivos para disminuir la carga impositiva. Atrae capitales extranjeros.
  • Política Fiscal Restrictiva: Subir los impuestos quita el atractivo de atraer y retener capitales en nuestro país.

Para acabar de entender el tema, haré énfasis en que existen también factores externos que también pueden influir, y mencionar el efecto oferta-demanda el cual mientras más cantidad de dinero entre a nuestro país, el precio del dólar tendría que verse disminuido de corto plazo.

Así que con esta básica guía ya podemos al menos entender el comportamiento de la moneda estadounidense y anticiparnos a tendencias de largo plazo para poder tomar decisiones de nuestro patrimonio, programar algún viaje o hasta comprarnos el producto tecnológico de moda.




NOTAS RELACIONADAS