proconnect

POR Salvador Tobías

Graciela Orozco, quien es originaria de nuestra ciudad, comparte con su esposo Juan Carlos Gómez una gran preocupación por la desigualdad social, por lo que desde hace tiempo por medio de sus empresas han...

Graciela Orozco, quien es originaria de nuestra ciudad, comparte con su esposo Juan Carlos Gómez una gran preocupación por la desigualdad social, por lo que desde hace tiempo por medio de sus empresas han buscado poder aportar algo a la comunidad donde se encuentran laborando. Después de haber probado con clases alfabetización, primaria, secundaria y bachillerato para adultos y darse cuenta que no estaba funcionando decidieron comenzar un nuevo proyecto con niños, lo que dio inicio a lo que ahora conocemos como la Academia de Artes y Oficios Renacimiento, donde cualquier niño desde los cuatro años que tenga inquietud o curiosidad por la música puede acercarse para aprender y por medio de las clases adquirir el conocimiento para tocar algún instrumento, el cual se les presta incluso para que puedan practicar en sus hogares. “La música es el medio perfecto para que los niños se conozcan a si mismos y puedan desarrollar y proyectar sus talentos” nos comentó Graciela durante la entrevista.

Dentro de la Academia se encuentra la orquesta Trinitate Philharmonia, la cual es dirigida por Humberto Pérez Urquieta quien además es Director de la escuela, cuenta también con el apoyo como Asesor Artístico del maestro Ángel Gil-Ordoñez quien es Director del Post-Classical Ensemble de Washington. Para pertenecer y tener un lugar los alumnos se lo deben de ganar mediante constancia, disciplina y práctica ya que la fórmula para llegar a ser un buen músico son horas de trabajo que adquieren asistiendo de lunes a viernes en sesiones de tres horas, además de sábados y domingos cuando va a haber alguna presentación.

En el programa se sigue un método muy parecido al modelo de orquestas de Venezuela donde las clases son grupales, con la diferencia que también hay clases individuales ya que cada niño necesita tomar por lo menos dos horas a la semana solo con el profesor donde pueda corregir y mejorar su técnica.

Graciela como Presidenta del Consejo tiene distintas actividades que requieren de mucho compromiso como son el conseguir recursos y atender las necesidades de los niños y maestros. Lo que más disfrutar es el resultado final cuando escucha a la orquesta tocar en una presentación, así como el ver como interactúan dentro de las instalaciones y el poder ser parte de la mejora continua en la vida de los niños.

El principal reto al que se ha enfrentado fue comenzar a trabajar en algo que en un inicio fue una idea y un proyecto pequeño sin embargo en base a trabajar día por día resolviendo las circunstancias que se fueron presentando, hoy la escuela ya lleva cinco años funcionando y cuenta con varios edificios, teniendo como planes crecer aun más construyendo un auditorio para un aproximado de 350 personas donde se pueda presentar la orquesta todos los domingos en la comunidad




NOTAS RELACIONADAS