probusiness

POR Luis Ernesto Álvarez

Algunos restaurantes se han subido a la ola de blindar aquellos nombres de platillos o recetas que resultan más tradicionales y les generan tráfico de comensales, por lo que en la mayoría de las ocasiones restaurante es sinónimo de franquicia.

Los restaurantes hoy en día “viven” o “mueren” a corto o mediano plazo, siendo su principal causa la “falta de visión”.

La mayoría de las ocasiones restaurante es sinónimo de franquicia; por ello explicaremos en adelante lo que consideramos más importante en su expansión.

Algunos restaurantes se han subido a la ola de blindar aquellos nombres de platillos o recetas que resultan más tradicionales y les generan tráfico de comensales en sus establecimientos porque creen que pueden escalarse a través del modelo de la franquicia; esto se blinda a través de registro de marcas o slogans, mientras que las cartas o menús se protegen como derechos de autor.

Normalmente esto es descuidado por los empresarios restauranteros ya que lo consideran un gasto en vez de una inversión.

Por otro lado, es muy cierto que las recetas de cocina por Ley no se pueden registrar; sin embargo, existen esquemas como los “secretos industriales” y la “confidencialidad” que aplican para evitar que cocineros y empleados se apropien de las recetas secretas sin autorización de sus creadores; esto de igual manera es descuidado normalmente porque el empresario restaurantero no cree en su empresa ni en sus productos; por lo tanto su contexto de franquicia se ve limitado frustrando su crecimiento.

En el mundo de las franquicias, que es a donde normalmente los restaurantes aspiran a llegar, existe un bache enorme entre la ilusión de cómo quiero que sea mi restaurante y la realidad de cómo son; ello impide que se posicionen de manera adecuada.

Lo más importante a considerar si la franquicia es tu opción es:

a) Registra tu marca y nombres de productos (sin esto legalmente no podrás franquiciar).

b) Documenta tu “know how” (conocimiento).

c) Genera buenas ubicaciones (como dicen los gringos: location, location, location…).

d) Analiza el perfil de tus inversionistas.

 

 




NOTAS RELACIONADAS