proconnect

POR Salvador Tobías

Para Héctor Barona, joven emprendedor leonés, no existen imposibles para alcanzar las metas que se ha planteado en la vida.

Al egresar de la licenciatura en Negocios Internacionales en la Universidad Anáhuac, ya tenía muy fijo su objetivo: tener su propia empresa. Dejó la complicada ciudad de México y regresó a León donde comenzó a labrar su propio camino, primero vendiendo pieles, luego comercializando cajas de cartón y vendiendo en una empresa de sintéticos para el calzado, hasta que finalmente uno de sus clientes le propuso hacer un negocio en el que, después de dos años, conjugó la experiencia laboral obtenida y sus conocimientos universitarios para emprender Baronetti, marca de calzado que comenzando con la producción de 750 pares, hoy día ha alcanzado el reconocimiento nacional teniendo presencia en más de 400 zapaterías 3Hermanos de todo el país.

Héctor, emprender un negocio no es nada fácil, ¿cuál es el mayor reto al que te has enfrentado?

Montar mi taller para poder producir y entregar a mis clientes, tarea que me parecía imposible, pues fue desde comprar máquinas, contratar gente, desarrollar y optimizar procesos de producción, negociar con proveedores hasta hacer contratos, fue algo muy difícil.

Desde tu propia experiencia, compártenos la clave para emprender con éxito.

Primero está la idea de qué quieres hacer para entonces desarrollar un plan de negocio, conseguir un inversionista y finalmente, llevar a cabo tu negocio.

¿En qué empleas la innovación dentro de tu empresa?

Siempre que asisto a un evento, reunión, bar o antro, cuando saludo a la gente lo primero que hago es voltear a ver sus zapatos. Es cuando veo las tendencias actuales, me baso en eso y  pongo un toque extra para innovar. Para no volverme excesivo y cargado.

¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?

Ver que todos mis esfuerzos dan un resultado. Mis clientes están contentos conmigo y el servicio personalizado que les doy, ya que no tengo asistentes.

Cuéntanos, ¿cuáles son tus planes a corto plazo?

Quiero cerrar el año fabricando 15 mil pares por semana, el triple de la capacidad máxima actual.  Para esto tengo que implementar nuevos procesos, ya estamos trabajando en ello. 

¿Quién es tu ejemplo a seguir y por qué?

Tengo a varias personas, comenzando por mis padres; siempre son positivos y ven todo con tanta claridad que a veces es difícil creerles. Mi padrino, Héctor Padilla, que siempre ha estado ahí para apoyarme y mi novia, quien ha influido bastante en mi vida, tanto en lo laboral como lo emocional, pudiendo citar el dicho de que “detrás de un gran hombre hay una mujer” como una realidad, gracias a ella. 

Debes ser decidido, creer siempre que sí se puede; parece tan difícil hasta que está hecho.

 




NOTAS RELACIONADAS