proconnect

POR Salvador Tobías

Daniela Paulina Espinos Padrón es la creadora de “Los libros de Saku” un servicio de fomento a la lectura en el cual a partir de talleres se realizan actividades educativas y artísticas que permiten al...

Daniela Paulina Espinos Padrón es la creadora de “Los libros de Saku” un servicio de fomento a la lectura en el cual a partir de talleres se realizan actividades educativas y artísticas que permiten al usuario obtener una mayor comprensión lectora y se generan espacios de lectura que ayudan al disfrute de los libros.

Cada taller es temático y distinto, en algunos se prestan libros a domicilio o se generan objetos artísticos o educativos (dependiendo las edades) favoreciendo la convivencia y la diversión. Enfocado primordialmente a niños y jóvenes, aunque no se excluyen los adultos. Se han realizado talleres en parques, escuelas, centros culturales independientes, Centros del Saber, comunidades, entre otros. Cualquier espacio es bueno para leer.

¿Cuál fue el apoyo que recibiste de parte de la universidad donde se incubó la startup?

La Ibero me brindó asesoramiento y vinculaciones con otras incubadoras e instituciones gubernamentales. De tal manera que se me permitió visualizar y clarificar algunos puntos administrativos, imagen (logo) y operativos para el servicio de talleres que anteriormente no había resuelto.

¿Cuáles  son los beneficios que ofrece al usuario?

Proporcionar una nueva perspectiva, si rompemos el esquema de que sólo “ciertos lugares son adecuados para leer”, cuando puede ser cualquiera en el que los usuarios se sientan cómodos y sean capaces de decidir cuándo, cómo y por qué leer.

¿En qué fase de desarrollo se encuentra actualmente el proyecto?

Es una micro empresa que tiene de arranque un 20%. La historia de este proceso tiene casi 5 años, sin embargo, como microempresa apenas inició en mayo del 2016 a partir de la incubadora de la Universidad de la Ibero León. Cuenta con una marca propia y una identidad que empieza a reconocerse cada vez más en la ciudad de León y en el estado de Guanajuato.

¿Cuál es el monto de financiamiento que has obtenido y cuanto necesitas para desarrollarlo al cien?

En este año se recibió $17,000 por el Instituto de la Juventud de Guanajuato y la Secretaría de Economía, lo cual representa el 20% de arranque para este proceso. Se necesitan $580,000 para el otro 80%, el cual permitiría incrementar el material bibliográfico y didáctico, mobiliario y obtener un medio de transporte.

¿Por qué alguien debería de invertir contigo?

Porque a partir de este proyecto han sido beneficiadas muchas personas, instituciones u organizaciones, se han generado cambios. Inició en el Parque Manzanares en la ciudad de León, Guanajuato, en el que han sido partícipes distintas generaciones de niños y padres de familia, los cuales han cambiado sus hábitos lectores e incluso su convivencia.

Esta actividad nació como un servicio netamente gratuito durante 4 años y dio un salto para ser una plataforma con mayor alcance para ampliar el aprendizaje y acercar más personas y lugares.

Vale la pena apostar a una causa que además de ser capaz de retribuirle a quien invierte, no sólo de manera moral, sino también porque está en el proceso de ser una ESR (Empresa Socialmente Responsable) que puede deducir impuestos. Los libros de Saku, es un servicio educativo independiente.

¿Cuál considerarías que es el principal reto al que te has enfrentado?

Combatir a la constante pregunta “¿y eso para qué?” y las demandantes preguntas de las personas que no le encuentran una utilidad. Incluso considerarlo como un mero pasatiempo. Por lo cual es trabajar continuamente con la sensibilización, ofreciendo un taller de calidad cada día. Se ha vuelto un recordatorio para ser más fuerte y tenaz.

“Tener un proyecto no es una tarea fácil, implica lidiar con emociones y circunstancias que antes no tenías porqué solucionarlas. Pero una vez que lo vives y lo amas, no puedes soltarlo.”

 

 

 




NOTAS RELACIONADAS