proconnect

POR Brenda Velázquez

Isabela tiene 8 años, estudia tercero de primaria en el Colegio Humane y su gran sensibilidad también la ha llevado a tomar clases de pintura en la Escuela de Arte Monart, pues aunque sea apenas una niña tiene muy claro que el arte tiene que formar parte de su vida.

Con su enorme imaginación y pequeñas manos puede crear pinturas llenas de color, y entre lo que más le gusta pintar son paisajes, su fascinación por ellos es porque puede expresar la realidad del mundo a través de su propia mirada, además de que en la pintura encuentra un espacio de relajación e inspiración.

Su principal apoyo se encuentra en sus papás, quienes se toman el tiempo de llevarla a sus clases de arte y motivarla a seguir preparándose para convertirse en una gran pintora cuando sea grande.

Estudiar pintura le ha brindado grandes satisfacciones, entre las que se encuentra haber pintado una obra de Leonardo da Vinci, a quien admira por haber hecho cosas que nadie creía que podía lograr, incluso si tuviera la posibilidad de pedir un deseo sería conocer a este notable italiano del Renacimiento que incursionó en distintas áreas de la ciencia y el arte.

La reproducción de los paisajes de Claude Monet, sin duda han sido uno de sus más grandes retos dado el grado de complejidad, pero con entusiasmo hace su mejor esfuerzo.

Otra de las cosas que disfruta es la cocina, y es que para ella es inspirador ver a su papá cocinar platillos riquísimos, por lo que no descarta la idea de convertirse en el futuro en una reconocida chef y poder ir a MasterChef.

Pasar el tiempo con sus amigas, jugar, hacer manualidades, andar en bici y ver tele es lo que le fascina hacer en su tiempo libre.

“Nunca digan que no pueden o  que es difícil, porque practicando es posible.”

¡Visita la revista en línea aquí!




NOTAS RELACIONADAS