proconnect

POR Salvador Tobías

Juan Carlos González del Castillo Henaine, joven originario de la ciudad de León Guanajuato y estudiante de Arquitectura, comienza su vida practicando deportes poco comunes. Después de una larga...

Juan Carlos González del Castillo Henaine, joven originario de la ciudad de León Guanajuato y estudiante de Arquitectura, comienza su vida practicando deportes poco comunes. Después de una larga temporada de trabajar como modelo en la Ciudad de México, llega a su vida la calistenia, un conjunto de ejercicios enfocados en la fuerza física y el desarrollo mental, deporte que actualmente enseña en su propio gimnasio Neró adquiriendo cada vez mayor popularidad.

Juan Carlos, cuéntanos cómo descubres la calistenia al ser un deporte poco común.

Cuando empecé a modelar, me fui a vivir a Ciudad de México y tenía un parque muy cerca de casa, el Parque México, donde hacía barras para cuidar mi imagen. Después viendo unos videos en YouTube descubrí la disciplina y me di cuenta que era parecido a lo que yo practicaba, así que ya lo continué pero más en forma con tutoriales. Tiempo después, me fui a Milán y al practicar en el Parque Sempione, conozco a profesionales con los que entrené, después fui a Shanghai y Hong Kong, donde me profesionalizo y traigo esos conocimientos a México.

¿Podrías decirnos en qué consiste la calistenia?

Si lo buscas en el diccionario es un conjunto de ejercicios que van enfocados a la fuerza corporal, etimológicamente viene de kallos que es fuerza y sthenos, que es belleza. Es la forma más básica de hacer ejercicio y se practica desde el tiempo de los griegos y aunque es parecido a la gimnasia, la diferencia es que la calistenia se enfocó al ejército y la gimnasia a lo artístico.

¿Por qué decides hacerlo de manera profesional?

Porque es lo que me apasiona, no me gustan los gimnasios; soy más bien de hacer barras, prefiero la fuerza y no el crecimiento muscular, así que entre mi socio y yo decidimos poner este lugar para poder entrenar nosotros y poco a poco  se nos ocurrió dar clases, ya que teníamos un cierto nivel de entrenamiento para poder enseñar.

Sabemos que tener tu propio negocio es todo un reto, ¿cuál considerarías el principal al que te tuviste que enfrentar?

Difundirlo a la gente en general. Las personas tienden a pensar que la calistenia son ejercicios muy complejos pero es todo lo contrario, estos ejercicios no llevan riesgos de lesión y todos los pueden hacer, desde niños que están empezando a caminar hasta personas de la tercera edad sin ningún problema ya que las rutinas se acoplan a los practicantes.

¿Necesitas alguna certificación para poder impartir la calistenia?

Sí, aunque comenzamos de manera libre, hace poco conseguimos la certificación de nivel 1 y 2 de la Organización Mundial de Calistenia siendo el nivel 2 el más alto de la disciplina.

¿Has participado en alguna competencia?

Sí, en la modalidad de peso libre he competido aquí en León, donde gané una categoría y hubo otra en Hong Kong en nivel principiante y quedé en cuarto lugar.

¿Qué es lo que más disfrutas de practicar esta disciplina?

Que no hay límites, en la calistenia puedes llevar tu cuerpo al nivel que tú quieras y cada que avanzas te vas proponiendo nuevos retos y cuando los superas es una gran satisfacción.

¿En cuánto tiempo avanzas de nivel en la calistenia?

Ese punto es importante, en los gimnasios comunes ves resultados de 8 meses a 1 año, aquí los empiezas a sentir mucho más rápido porque como es contigo el ejercicio, notas más el avance, poco a poco te empiezas a sentir menos torpe, más ágil, más fuerte. Aquí no sólo trabajas el cuerpo, sino también la mente porque los ejercicios están muy relacionados con la coordinación del cuerpo.

¿Qué planes tienes a corto plazo?

Terminar el gimnasio. Vamos a tener clases de yoga, box y demás disciplinas de peso corporal que se practicarán al aire libre, construiremos una zona de barras techada para cuando llueva. En general, el plan es ir mejorando cada día para posicionarnos en la ciudad.

¿Qué consejo le darías a la gente que dice que no hace ejercicio por falta de tiempo?

Una hora de ejercicio representa el 4% de tu día, viéndolo de esa forma no es nada. La gente que no practica ningún deporte en algún momento de su vida va a tener que buscar tiempo para curarse, al final de cuentas si haces ejercicio no te enfermas, tienes mejor condición, etc.

¿Cuentas con alguna frase o filosofía que siempre tengas presente?

Tengo varias con las que me motivo cada día, una de ellas es nunca te rindas y nada es imposible. Estas dos frases siempre las tengo presentes en mi vida.

 




NOTAS RELACIONADAS