probusiness

POR Rosy D'Amico

Creemos que desear cosas y lograrlas, ponernos metas, cerrar negocios, salir de viaje y todo aquello que buscamos nos va a traer la felicidad.

Pero antes de que llegue arriba exceso de trabajo, falta de tiempo, cansancio, lucha entre prioridades, la historia que nos contamos día a día y en todo esto se encuentra la trampa de los sueños. Porque muchas veces lo que deseamos y el impulso de tenerlo ciega lo que realmente en el ahora alimenta, engrandece y motiva.

En este mundo globalizado, donde se tiene acceso a tanta información, se crea la fantasía de que sí tenemos que lograrlo y sin darnos cuenta pasan los días o los años con una sensación de mucho trabajo, pero sobretodo sin saciedad. Perdemos la oportunidad diaria de disfrutar lo que sí tenemos, simplemente por olvidar que sólo hay un tiempo, un cuerpo y una familia a nuestro lado. 

Es cierto que hay cosas increíbles por hacer pero con la insatisfecha búsqueda de tenerlo y mantenerlo nos perdemos en el juego de qué de lo que hago realmente es por mi propia felicidad o la de mis seres más cercanos y cuál es simplemente estatus, costumbre o vanidad. 

Esta trampa es algo que esta de moda en todas las edades, sexos y ámbitos sociales; se presenta, pues que la necesidad de hacer y de tener es mucho más reconocida que la de ser. ¿A qué me refiero con SER? Pues a vivir día a día desde ti mismo, impulsando y disfrutando lo que eres. 

Pero en realidad lo buscamos al revés, y decimos: …”ahora que yo tenga eso, voy a dedicarle más tiempo a aquello, que realmente importa y me voy a sentir en paz”… pero la experiencia dice que no sucede así. 

Ya que, aunque hoy cerrarás los negocios que quieres, llegará esa pareja esperada, lograrás ese sueño, tuvieras eso anhelado, etc. has practicado tanto el juego de la lucha insaciable que cuando se obtiene  lo anhelado no se sabe cómo disfrutarlo.

Ahora en foros internaciones de negocios el gran cambio es que primero el ser humano debe de estar bien en su mundo personal para que en el laboral se logren los objetivos de una manera más ágil y eficiente generando sociedades integradas en todos aspectos. 

Un negocio o un sueño hecho realidad es la plataforma para vivir más feliz cuida no caer en la trampa de volverte esclavo de él.  Búscala y descríbela decidiendo diariamente vivir desde tu pasión y alegría, disfrutando el hoy y teniendo claridad de poder darle la prioridad a lo que realmente importa.

?¡Sigue a Rosy en Facebook! 




NOTAS RELACIONADAS