probusiness

POR PRO Magazine

La venta de su empresa será un proceso complicado y tardado.

Por Marcelo Sada

Si desconoce el proceso, se abrumará con preguntas que no habrá anticipado y situaciones que necesitará interpretar. 

Los siguientes son siete escenarios que probablemente no anticipará, y los motivos por los que no representan el fin del mundo. 

1. Estará exhausto, por lo que debe reconocer el motivo de la venta. ¿Por qué vende en este momento? El proceso de venta tiene una duración aproximada de entre nueve meses a un año, y es común frustrarse. Si mantiene un motivo claro, podrá enfocarse en su principal objetivo.

2. Esta no es su especialidad, contrate a profesionales. La venta de su empresa es un proceso especializado, por lo que la contratación de un equipo contable y legal debe ser objetiva. Es su responsabilidad contratar a los intermediarios que mejor le convengan y que cuenten con la experiencia necesaria para negociar la venta. 

3. Pensará que no ha llegado a ningún acuerdo. Habrá ocasiones en que usted y el comprador se colgarán el teléfono o saldrán despavoridos de la sala de conferencias, jurando jamás hacer negocios juntos. Esto es normal.

4. Los contadores viven de números. Se sentirá abrumado por la cantidad de información financiera que le será solicitada, no sólo de su comprador, pero también de sus abogados, sus contadores y demás personas de interés. Desafortunadamente, esto es necesario e inevitable.

5. Los abogados siempre encuentran problemas. La negatividad de sus abogados le llegará a pesar, pero recuerde que les está pagando para que lo protejan, por lo que es su trabajo anticipar cualquier tipo de problema. Usted debe mantenerse positivo y enfocarse en soluciones. 

6. No es IBM. Su precio de venta debe ser realista. Debe reconocer que su propia valuación es subjetiva y, por ello, busque valuaciones objetivas para determinar su precio. 

7. ¡Recuerde administrar su empresa! La venta de su empresa es la decisión de negocios más grande e importante que tomará. El proceso de venta absorberá todo su tiempo y energía, y requiere de su atención absoluta. Pero, si sus utilidades bajan, también bajará el valor de su empresa y su poder de negociación. Recuerde tomarse el tiempo para administrar su empresa efectivamente, para que así los compradores estén dispuestos a pagar una prima por ésta. 

 




NOTAS RELACIONADAS