probusiness

POR Churro Navarro

¿Por qué lo haces? – Porque decían que no podría.

¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase?, ¿cuántos relatos de grandes hazañas han sido contadas a través de la historia del ser humano? Historias de personajes que por encima de las circunstancias han logrado acciones casi imposibles y sin importar los obstáculos que se les presentaron, fueron más allá de sus límites en busca de alcanzar ese sueño.

Pero estos personajes, ¿pertenecen a algún tipo o clase de personas fuera de lo común?, ¿fueron dotados de poderes?, ¿tienen habilidades únicas heredadas por los dioses?, o simplemente,  ¿fueron armados de diferente manera que los demás?

Creo que más que un tema de músculos, habilidades o circunstancias; el hacer la diferencia y alcanzar la meta, es un tema de actitud; en la mayoría de las historias de los Juegos Olímpicos, en los grandes emprendimientos o hasta en historias de personas que lograron salir de situaciones en las que su vida estaba en riesgo; es la actitud frente a la situación lo que marcó la diferencia.

No existen fórmulas mágicas, la versión que Hollywood nos ha mostrado, en donde el personaje pasa de estar en el polvo a lograr el éxito o acabar con los malos en una secuencia de 5 minutos acompañada de una musiquita ochentera, y en la siguiente escena ya cuenta con todo lo necesario para patear traseros; esto sólo puede pasar en el cine.

Realmente las personas que han hecho cosas extraordinarias para el mundo, en sus biografías, te muestran otra realidad, hablan de una mezcla de actitud, voluntad, esfuerzo, disciplina, rodearse de las personas correctas, adquirir habilidades, hábitos y sobre todo, se dan el tiempo para forjar esos resultados.

Un día alguien me dijo que el mundo premia las buenas “acciones”, no las buenas “intenciones”; rompamos esa barrera que nos mantiene en la zona de confort, y convirtamos lo ordinario en algo extraordinario.

Conviértete en lo que estás destinado a ser.

¡Sigue a Churro en Facebook y Twitter!




NOTAS RELACIONADAS