proconnect

POR Salvador Tobías

Para conocer más del rugby, deporte que ha ganado bastante popularidad los últimos años, tuvimos una entrevista con el capitán del equipo “Guerreros”, Mauricio Barriga, quien estudia la carrera de...

Para conocer más del rugby, deporte que ha ganado bastante popularidad los últimos años, tuvimos una entrevista con el capitán del equipo “Guerreros”, Mauricio Barriga, quien estudia la carrera de Contaduría y Estrategias Financieras, y lleva cinco años practicando la disciplina.

El rugby es un deporte de contacto nacido en Inglaterra, se juega entre 2 equipos de 15 personas (aunque también existe una modalidad de 7 vs 7) en un campo con las dimensiones parecidas a las del fútbol. El juego consiste en llevar la pelota hacia la zona de anotación del equipo rival y apoyarla para conseguir un “try” y así poder obtener 5 puntos y después intentar una conversión o patada que vale 2 puntos extras. Las reglas básicas son que el balón sólo se puede pasar hacia atrás, la única manera de mandar el balón hacia delante es pateándolo, sólo se puede derribar al portador de la pelota y el balón siempre tiene que estar en disputa.

Hola Mauricio, cuéntanos, ¿desde hace cuánto practicas rugby y cómo llegas a participar en esta disciplina?

Este es mi quinto año. Empecé a practicarlo en el segundo año de preparatoria en el Lux como varios compañeros del equipo y creo que todos en ese momento sentíamos cierto deseo por probar algo nuevo que nos alcanzara y atrapara de una manera que otros deportes no lo habían hecho. El rugby por destino o casualidad llegó a la escuela y desde ese entonces ha formado parte de mi vida.

¿Quién quiera participar en esta disciplina necesita contar con algún tipo de característica física?

Aunque profesionalmente o de manera estereotipada se tiene la imagen de un jugador de rugby como alguien alto y realmente musculoso, por experiencia te podría decir que es un deporte que se caracteriza por fomentar la inclusión, tanto así, que dentro de un equipo de rugby las características físicas de cada jugador varían mucho, cada posición tiene una labor muy específica y vital dentro del terreno de juego, por eso hay espacio para cualquier físico: grandes, chaparros, gordos, flacos, musculosos, rápidos, etc. Claro, como en cualquier deporte, se necesita una buena condición física y tener ciertas habilidades.

¿Cuál es tu compromiso como capitán del equipo Guerreros?

Debo confesar que ésta es mi primera temporada como capitán y ha sido todo un reto. Claramente uno adquiere nuevas y más responsabilidades al ser el capitán, pero yo creo que el compromiso siempre ha sido el mismo, dar lo mejor de mí en cada entrenamiento y cada partido, tratar de mejorar y aportar al equipo, y siempre buscar el crecimiento de cada jugador para así poder lograr grandes cosas.

Oye Mauricio, el rugby no es un deporte muy común en León, ¿cuánto tiempo lleva existiendo el equipo?

Ya llevamos 6 años desde que se fundó Guerreros y 5 años en Primera División.

¿Cuál consideras que es el reto más grande al que se enfrentan como equipo?

El reto más grande que tenemos es trascender y superar cada temporada las expectativas,  ir mejorando y creciendo en todos los aspectos.

¿Cómo son los entrenamientos que realizan para prepararse para un partido?

Entrenamos 2 días a la semana en el gimnasio y 3 días en campo, los cuales tienden a ser muy físicos por la naturaleza del deporte, pero al mismo tiempo no dejan de ser entretenidos y  estratégicos. El practicar jugadas y repetirlas hasta entenderlas y poder ejecutarlas es sumamente importante en nuestros entrenamientos.

La verdad me divierto mucho y acabo cansadísimo, la mayoría de las veces terminamos echando cáscara o alguna dinámica de juego para reforzar la unión del equipo y divertirnos, que al final ese es el motivo por el que jugamos al rugby.

Al ser un deporte de mucho contacto, ¿cómo logran llevar una buena relación con los otros equipos?

Dentro del rugby uno de los valores más inculcados es el respeto, es un aspecto que se cuida mucho dentro y fuera de la cancha; respeto con y para tu equipo, hacia el árbitro y por supuesto, hacia el contrincante. Una muestra de ello es una tradición llamada dentro del deporte como “3er Tiempo”, la cual consiste en que el equipo local después del partido y sin importar el marcador o lo que haya llegado a pasar durante el partido, le invita una comida al equipo visitante y esto crea una convivencia y una amistad que va más allá de los golpes y del terreno de juego;  esta tradición se sigue llevando hasta en el nivel profesional, donde los jugadores después de sus partidos se echan una cerveza y conviven con el otro equipo en los vestidores. Personalmente es una de las cosas que hacen que el rugby sea un deporte tan diferente.

“Siempre hacia adelante.”




NOTAS RELACIONADAS