proconnect

POR Brenda Velázquez

Mau tiene 8 años, estudia tercero de primaria en el Instituto Mundo Verde y va a clases de equitación en el Club Hípico la Rosa.

Tuvo su primer contacto con los caballos gracias a una amiga de su papá que le recomendó las sesiones de equinoterapia y con el tiempo decidió que quería aprender a montar, por lo que comenzó una bonita historia con los caballos quienes le han enseñado grandes lecciones.

Una de las cosas que más le gusta de trabajar con los caballos es que lo han hecho ser más seguro sobre sí mismo, ha aprendido a enfrentar sus miedos y a levantarse siempre cuando cae. Ha practicado mucho para subir de nivel y ha contado con el apoyo de su papá en los entrenamientos y de toda su familia en las competencias.

Entusiasta nos comparte que ha participado en cuatro competencias del llamado Circuito de la Amistad, donde participan León, Aguascalientes, San Luis Potosí y Zacatecas, de las cuales ha ganado tres terceros lugares y dos segundos lugares, y aunque se pone un poco nervioso porque la competencia es como un examen, se divierte mucho.

Las clases de equitación le demandan gran concentración, pero a veces le pasan cosas graciosas, como una vez que saltando, resbaló y quedó colgando del cuello del caballo. Al principio le dio mucho miedo, después lo guardó en sus recuerdos como una experiencia divertida.

Para Mau ha sido muy sencillo cumplir con su escuela y asistir a sus entrenamientos, pues sabe que si no hace la tarea no va, y como quiere ser equitador profesional cuando crezca y llegar a representar a México en las Olimpiadas, cumple con todo lo que le piden.

Uno de sus sueños es ir a Estados Unidos para ver la lucha profesional y conocer al luchador profesional, John Cena.

Aparte de la equitación, disfruta de jugar Xbox o fútbol y espera que este Día del Niño pueda ir con su primo Santi y más amigos a jugar a algún lado.

“Es bien padre montar a caballo. No tengan miedo porque los caballos son muy nobles.”

¡Visita la revista en línea aquí!

 




NOTAS RELACIONADAS