prolife

POR PRO Magazine

Desde los primeros pobladores sedentarios en el territorio mexicano, hace más de 14,000 años, hasta el día de hoy, han existido numerosas civilizaciones. Con el transcurso del tiempo, muchas de éstas se...

Por Aarón Fematt

Desde los primeros pobladores sedentarios en el territorio mexicano, hace más de 14,000 años, hasta el día de hoy, han existido numerosas civilizaciones. Con el transcurso del tiempo, muchas de éstas se han visto transformadas o erradicadas. No obstante, el impacto e influencia de las mismas, son elementos característicos de nuestra cultura. En esta ocasión te presentamos los vestigios arqueológicos más importantes que se mantienen de pie como prueba de la gran historia cultural de México.

1. El Tajín.  Cerca de la ciudad de Papantla en Veracruz, se encuentra la ciudad prehispánica el Tajín. Se cree que esta ciudad fue la capital del imperio totonaca entre los años 800 – 1150 d.C. El Tajín cuenta con diversas estructuras piramidales y canchas para el juego de pelota que ejemplifican el nivel arquitectónico y grandeza cultural totonaca. Por estas razones, este sitio arqueológico es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

2. Monte Albán. Aproximadamente a 9km de la capital de Oaxaca se encuentra Monte Albán, una de las primeras ciudades de Mesoamérica, misma que fungió como sede del poder dominante zapoteca en la región de los Valles Centrales de Oaxaca durante los años 1500 a 700 a.C. 

3. Teotihuacán. Teotihuacán o Ciudad de los Dioses en náhuatl, fue una de las ciudades más importantes del periodo prehispánico con su mayor esplendor en el periodo Clásico Temprano (200-600 d-C.), en cuyo momento albergó a más de 200,000 personas. Hasta la fecha, se desconoce el origen de la ciudad y de sus primeros pobladores. Al momento de su descubrimiento, por los mexicas o aztecas, la ciudad ya se encontraba en ruinas.

4. Templo Mayor. Una vez ubicado en el centro de la isla de Tenochtitlán, el Recinto del Templo Mayor fue la sede de la vida y el poder religioso y político de los aztecas. Aquí se encontraban numerosos templos en donde se realizaban las ofrendas y sacrificios, mismos que presenciaron los primeros españoles en el territorio. Hoy en día, el Templo Mayor se encuentra en el corazón de la Ciudad de México a proximidad del zócalo de la ciudad. 

5. Tulum. Sobre la Riviera Maya en el estado de Quintana Roo se encuentran los vestigios mayas de la ciudad amurallada Tulum. Con origen en el siglo XIII, Tulum fungió como centro de comercio y culto hasta su abandono en el siglo XVI. Hoy en día, Tulum es un atractivo turístico que conjuga la cultura, la historia y la playa.

6. Palenque. En el estado de Chiapas, cerca del Río Usumacinta se puede encontrar el yacimiento arqueológico maya el Palenque. Se cree que su origen data desde 100 a.C. para ser abandonada en el siglo XVI. Este sitio es particularmente famoso debido a su arquitectura y detalles que se mantienen en buen estado.

7. Chichén Itzá. Chichén Itzá, en el estado de Yucatán, es uno de los sitios arqueológicos más importantes de la cultura maya. Desde su fundación en 525 d.C., Chichén se convirtió en uno de los centros políticos y ceremoniales más incluyentes de la región. En este sitio se encuentra el conocido Templo de Kukulcán, reconocido como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno.

 

 




NOTAS RELACIONADAS