prolife

POR Denisse Cupa

Existen infinidad de ideas o mitos respecto a lo que se debe o no hacer para tener resultados. Somos bombardeados por información que en ocasiones pueden ser ideas erróneas que con el tiempo vamos tomando como verdaderas, pero que no necesariamente lo son.

Desmintiendo ideas erróneas en torno al ejercicio

Cuando se trata de salud y fitness, existen infinidad de ideas o mitos respecto a lo que se debe o no hacer para tener resultados. Somos bombardeados por información que en ocasiones no son más que ideas erróneas que con el tiempo vamos tomando como verdaderas, pero que no necesariamente lo son.

1. Mientras más sudes, más bajas de peso: FALSO. Hacer ejercicio incrementa la temperatura corporal por lo que la sudoración sirve de termorregulador que “enfría” el cuerpo de forma natural para mantenerlo en una temperatura normal; sudar no te hace quemar grasa. La sudoración excesiva por medio de fajas térmicas es innecesaria, ese peso perdido no es más que agua que recuperarás una vez que vuelvas a hidratarte y alimentarte.

2. Si no duele, no sirve: FALSO. El dolor es un indicador de que algo no está bien en nuestro cuerpo. Al hacer ejercicio, deberías sentir que tus músculos están trabajando, si sientes dolor al momento de hacer un movimiento, lo mejor será acudir con el médico o especialista para una adecuada revisión.

3. Mientras más ejercicio hagas, más bajas de peso: FALSO. Hacer mil horas de ejercicio no hará que bajes más de peso, por el contrario, podrías causar un sobreentrenamiento que te ponga en peligro de sufrir una lesión. La clave está en la calidad del ejercicio.

4. El abdomen plano se logra solamente con abdominales: FALSO. De nada servirá que hagas cientos de series de abdominales si no te alimentas correctamente. Para lograr un abdomen plano es indispensable llevar una dieta balanceada acorde a tus requerimientos y objetivos, en combinación con un adecuado plan de entrenamiento.

5. Hacer pesas “ensancha” tu cuerpo: FALSO. Muchas personas evitan los ejercicios con pesas pues piensan que conseguirán un cuerpo más ancho y grande, pero en realidad son clave al momento de bajar de peso y quemar grasa. El fortalecimiento de los tejidos para evitar lesiones y la tonificación muscular son dos de los beneficios que brinda el entrenamiento con pesas, no hay por qué evitarlos.

 

Existen muchas ideas erróneas en torno al ejercicio, recuerda siempre acudir con un experto en entrenamiento deportivo que tenga la preparación académica y experiencia necesaria para no caer en mitos que pongan en riesgo tu salud.

¡ Sigue a Denisse Cupa en Facebook




NOTAS RELACIONADAS