prolife

POR PRO Magazine

Poco a poco, las mujeres además de ser madres,  se convierten en símbolos de liderazgo en la sociedad. Muchas mujeres encabezan países, empresas o agrupaciones civiles y lo lograron gracias a que...

Por Paola García

Poco a poco, las mujeres además de ser madres, se convierten en símbolos de liderazgo en la sociedad. Muchas mujeres encabezan países, empresas o agrupaciones civiles y lo lograron gracias a que ellas mismas se abrieron camino en la vida. Muchas mujeres se han posicionado como influyentes y son una parte fundamental de la fuerza que hace girar al mundo.

Tal es el caso de Hillary Clinton, que desde hace ya varios años ha encabezado listas en las cuales se posiciona como una de las mujeres más influyentes de la actualidad ya que es la única primera dama en convertirse en senadora de Estados Unidos, luego en candidata presidencial viable y más tarde en secretaria de Estado. Ahora, Hillary ha ganado tres de los cuatro procesos de asambleas electivas de los aspirantes a hacerse con la nominación del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de Estados Unidos el próximo noviembre.

En el área de la tecnología, las mujeres no se han quedado atrás. Este año, cinco mujeres llegaron al top 25 de la tecnología, incluyendo a Sheryl Sandberg que es una es una economista, autora y directora ejecutiva estadounidense, que admás es la directora operativa de Facebook. También está Meg Whitman, empresaria y alta directiva estadounidense que desde el 2011 está al frente de la empresa Hewlett-Packard que dividió para crear HP Inc y Hewlett Packard Enterprise o HPE. El top 25 incluye también a Susan Wojcicki, vicepresidente senior de publicidad en Google quien además es considerada una de las personas más ricas en Estados Unidos y en la lista de Forbes de las 100 mujeres del mundo más poderosas.

Muchas de las celebridades no solo están en el lente de la cámara por sus películas o shows. Gran número de estas estrellas encabezan fundaciones para ayudar a la sociedad, a los niños y hasta al planeta. Por ejemplo Oprah Winfrey, mujer que de antemano sabemos que es una líder nata, pero que además de ser fuerte y enfrentar con mucha valentía los problemas que se le presentan, encabeza una academia de liderazgo para niñas en Sudáfrica. Oprah ha invertido más de 400 millones de dólares de su bolsillo a favor de que los jóvenes sudafricanos reciban educación de calidad.

En nuestro continente, las mujeres no de quedan atrás. En América Latina se encuentran también mujeres líderes, entre las cuales figura cinco como las más poderosas, entre ellas la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien encabezó un programa para llevar luz eléctrica a comunidades marginadas de su país. La actriz y empresaria Sofía Vergara quien ha recibido premios que reconocen su labor social y que además destaca en Hollywood por sus contribuciones a la comunidad artística junto a diferentes fundaciones. Y finalmente tenemos a la cantante Shakira Mebarak con su fundación Pies Descalzos, en donde se implementa la estrategia Escuela de Puertas Abiertas que enlaza la Educación Pública de Calidad, Nutrición y Herramientas para la Vida.

 




NOTAS RELACIONADAS