proconnect

POR Salvador Tobías

Nancy Fonseca estudió Derecho en el Tecnológico de Monterrey y cuenta con dos Maestrías en Derecho Internacional. Se ha desarrollado profesionalmente en áreas como litigio civil, mercantil, propiedad...

Nancy Fonseca estudió Derecho en el Tecnológico de Monterrey y cuenta con dos Maestrías en Derecho Internacional. Se ha desarrollado profesionalmente en áreas como litigio civil, mercantil, propiedad intelectual y migración, encontrando su verdadera vocación en las relaciones internacionales. Durante su carrera ha ocupado puestos como pasante en la Misión de México ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), litigante en comercio internacional en la Secretaría de Economía a nivel federal, entre otros.

Hace siete años se encontró con la oportunidad de entrar a COPARMEX Nacional, un organismo humanista y demócrata, donde por tres años fue Gerente, para posteriormente a sus 31 años ocupar el puesto que tiene hasta el día de hoy, la Dirección en Asuntos Internacionales, el cual le permite lograr posicionar al sector privado mexicano en diferentes foros internacionales, además de darle voz y velar por los intereses de las empresas de todos los tamaños en México y América Latina.

Hola Nancy, platícanos acerca de tu experiencia en COPARMEX, ¿cuáles son tus actividades?

Como parte de mis actividades he tenido muchas participaciones en foros internacionales y paneles en la Unión Europea, Asia y América Latina. He sido miembro de la delegación de México en la Conferencia Internacional del Trabajo, este foro se lleva a cabo en Naciones Unidas cada año y en él se discuten de manera tripartita todo tipo de temas que tienen que ver con la vida laboral de los países miembro. Por mi parte, junto con otro equipo de trabajo, me toca ser la voz del sector privado y velar por los intereses de la empresa, los cuales en el caso de Coparmex tienen como centro de todo al ser humano y el bien común. Este año fue mi cuarto participando y el año pasado después de las negociaciones, una de mis mentoras alemanas me pidió que la acompañara diciendo las conclusiones del debate, fue un honor para mi pues no es Nancy la que habla en esos foros, sino México, y yo me declaro una amante de nuestro país y de nuestra gente.

¿Cuál ha sido el más grande reto al que te has enfrentado al ser representante de México en estos foros internacionales ?

Este año nuevamente tuve oportunidad de representar a México en la Conferencia Internacional del Trabajo, especialmente en el tema de Migración Laboral, tema que traemos muy de fondo en Coparmex al ser de interés social. Debido a mi participación en dicho comité me contactaron de un organismo de la Organización Internacional de Empleadores que se llama Business Mechanism for Migration y me invitaron a representarlos en la “Tercera Sesión Temática sobre Consultas para la preparación del PACTO GLOBAL PARA UNA MIGRACIÓN ORDENADA, REGULADA Y SEGURA”, fue un honor para mi poder participar en un panel en donde solo éramos cuatro panelistas, nuestro público eran los embajadores ante la ONU de los países miembro, tengo que decir que fue imponente estar en esa sala enorme en donde se discuten temas que han cambiado la historia del mundo y sobre todo saber que la vocecita de una mujer mexicana estaba siendo escuchada por todas las naciones, una vocecita con palabras fuertes que no eran de una mujer, sino de varios pueblos que representamos América Latina.

Esa es mi misión en este tipo de foros, que se escuche la voz de la región como una sola y velar por el bien común desde la visión del desarrollo y el impacto de la empresa para el mismo. Lo que más me llamó la atención en la ONU fue que todas las naciones se pronunciaban como preocupadas por el tema de los migrantes y hablaban de mil cosas pero ni por error yo escuche la palabra “amor o tolerancia” y ese fue mi mensaje principal “debemos reeducar a nuestras sociedades en la cultura del amor, la tolerancia, los valores y el bien común” dije mucho más, pero ese simple enunciado era el que yo quería que escucharan y se llevaran a sus casas, sus oficinas, sus países.

En este tema también me han pedido representar al sector privado ante la Organización de Estados Americanos y actualmente recibí una invitación a ser parte de un laboratorio de migración laboral que esta impulsando el gobierno alemán, al tiempo que me nombraron miembro de un grupo de consejeros junior de la empresa telefónica México en donde los apoyo con mi percepción sobre empresas socialmente responsables.

¿Cuál considerarías tu logro más grande?

Yo veo cada día como un logro, la vida esta llena de logros pequeñitos y a veces los que parecieran los mas insignificantes son los que más nos hacen crecer como personas.

El puesto es de relaciones internacionales de alto nivel, yo les puedo contar humildemente que he conocido y platicado con varios Premios Nobel, el que más me impactó fue Muhamed Yunus, también he platicado con presidentes de países como Mujica de Uruguay, Bachelet de Chile, el mismo presidente de México, he conocido empresarios valiosísimos que me han enseñado sobre negocios y humildad, es un puesto que sin duda me ha hecho crecer como persona y a lo largo de los años me he dado cuenta que todos somos personas y valemos no tanto por lo que tenemos, sino por lo que aportamos a nuestra sociedad y el amor con que lo hacemos, no tienen que ser cosas grandes que salgan en la prensa, debemos saber que todos aportamos desde nuestra trinchera todos los días. A mi me gusta hacer cosas que me mantengan los pies en la tierra, porque luego es muy fácil creérsela y ahí es cuando uno pierde el verdadero valor de porque empezó a hacer las cosas. Hay que cuidar que no se desvirtúen nuestros ideales e intentar mantenernos firmes a ellos aunque a veces cueste.

“Debemos reeducar a nuestras sociedades en la cultura del amor, la tolerancia, los valores y el bien común.”




NOTAS RELACIONADAS