probusiness

POR Eduardo Contreras

Entramos al tercer trimestre de un año difícil, atípico, volátil, trágico, como tal vez han sido muchos años anteriores en nuestra historia.

Sin embargo, a pesar de las catástrofes naturales que vivimos cada año en el mes de septiembre, debemos añadir que en el 2017 se ha repetido un temblor como hace treinta y dos años el cual daño gravemente la ciudad de México; por otra parte también Morelos, Puebla, Oaxaca y Chiapas han sufrido incontables pérdidas materiales y humanas. Adicional tenemos las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos y Korea del Norte.  

Como sabemos, no ha sido fácil librar estas situaciones y mucho menos predecirlas.

A manera de cada año el Banco de México (Banxico) genera sus expectativas sobre la economía de nuestro país para brindarnos un panorama sobre las expectativas de tipo de cambio, inflación, crecimiento económico, tasas de fondeo gubernamental, por mencionar algunos datos.

En el siguiente cuadro, publicado el 1 de febrero del presente año, sobre las expectativas para nuestro país de las cuales podemos resaltar el pronóstico de inflación a niveles del 5.25%; actualmente se encuentra en el 6.66% debido al incremento en precios del combustible principalmente debido a dos factores; tipos de cambio y desastres naturales.

¿Qué tiene que ver la inflación con el incremento en los precios del combustible? Es muy sencillo, para que lleguen los alimentos a tu mesa necesitan un medio de transporte el cual utiliza combustibles.  Entonces un combustible encarecido por un tipo de cambio alto propicia directamente un alza en los precios de los productos que transporta. Y es así como al día de hoy tenemos una inflación más alta de la pronosticada.

Por otra parte, la previsión de cierre del tipo de cambio se encuentra en niveles de 21.70. Sin embargo, un debilitamiento del dólar ante todas las monedas, así como los estímulos fiscales para la repatriación de capitales por parte del SAT hicieron que la moneda tocará dos extremos 22.03 en su nivel más alto y 17.45 en su nivel más bajo en el año. Actualmente se encuentra en niveles de 18.22 pesos por dólar; hacia adelante solo podemos esperar que se mantenga subiendo debido a la subida de tasas por parte de la Reserva Federal de EUA y podamos ver a un dólar en niveles de 19 pesos para el cierre de año.

Por último, el Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país con niveles de crecimiento por debajo del 2% lo considero preocupante, por varios factores; el primero, niveles de tasas altos. México ha ido siguiendo los pasos de la política monetaria de EUA por lo que el costo de pedir dinero prestado ha ido subiendo desde el 2015; a su vez las tasas de inversión de igual forma han seguido el mismo ritmo. Por lo que puede retraer la inversión en las empresas. El segundo punto está la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte el cual pueda ser malamente utilizado como una moneda de cambio para lograr objetivos de propuestas de campaña de Donald Trump. Lo cual afectaría a muchas industrias, especialmente al ramo automotriz por la fuerte consolidación que tenido en los últimos años.

Finalmente, considero la importancia de fortalecer nuestros negocios al interior buscando diversificar las líneas de ingresos, manteniendo bajos niveles de endeudamiento y siendo sumamente precavidos en la toma de decisiones. En México estamos a menos de un año de iniciar el proceso electoral que definirá a nuestro nuevo presidente por lo que puede traer un entorno de volatilidad por las preferencias que puedan tener los candidatos ante el exterior. Recordemos que Donald Trump apenas inicia su mandato.

 ¡Sigue a Lalo en Twitter!   

Fuentes:

www.banxico.org.mx Informes y discursos. Informe trimestral Abril-Junio 2017.

www.banxico.org.mx Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Enero de 2017

www.marketwatch.com Low volatility, correlations, and other confounding market riddles

 

 




NOTAS RELACIONADAS