proconnect

POR Daniela López

Dedicado desde muy pequeño al tenis,el profe Nico ha dado clases a tantas y tantas generaciones en el Club Campestre.

Desde hace 45 años el profe Nico ha dado clases a tantas y tantas generaciones en el Club Campestre. Dedicado desde muy pequeño al tenis, nos cuenta como ha sido su experiencia dentro de este deporte.

¿Cómo se definiría?

Como una persona trabajadora, noble y entusiasta. Me considero alguien servicial, colaborar con el club es algo que disfruto mucho, no solo dando clases, sino en todo lo que pueda servir.

¿Cuántos años lleva dando clases de tenis?

Llevó 55 años dando clases. Comencé a los 18 años cuando el Club Atenas inició las clases de tenis.

¿Cómo inició a dar clases de tenis?

Empecé como bolerito (recoge pelotas) y a los 13 años comencé a jugar tenis en el Club Atenas, a los 15 los socios ya me pedían que jugara con ellos, y a las 18 comencé a dar clases y duré 15 años como profesor en el Atenas.

¿Qué fue lo que lo motivó a comenzar con las clases?

Me gustaba mucho, y la única forma como pude comenzar fue como bolerito.

¿Cuál ha sido su mayor satisfacción como profesor?

El haber entrado a trabajar a Club Campestre, pues nunca pensé que fuera a llegar a dar clases ahí.

¿Qué es lo que más disfruta de dar clases?

Darles clases a los niños, porque son aguerridos y muy lindos. Hay que ser amables y buenos con ellos, ser profesores duros hace que los niños ya no quieran volver a clases.

¿Cuál ha sido el mayor obstáculo al que se ha enfrentado?

Lo que me ha frenado es el estudio. Fue un grande miedo el entrar al campestre sin tener tantos estudios como es mi caso, pero tuve mucha suerte y pude darles clases a grandes personas de la ciudad, y adaptarme fácilmente gracias a los socios del Club Campestre que siempre han sido muy amables conmigo, pues me han visto, más que un profesor, como un amigo.

¿Qué cree que le falta a este deporte para sobresalir en el país? Así como ha sido el fútbol, el taekwondo, clavados, etc.

La falta de disciplina y de constancia por parte de los niños, ya que llega una edad en la que dejan los deportes o solo van unos cuantos días y dejan de asistir 2 o 3 meses.

¿Qué lo inspira para seguir dando clases de tenis?

El que después de tantos años me sigan tomando en cuenta para dar las clases en el club y privadas, las clínicas; y que aparte de eso me paguen por hacerlo.

¿Qué consejo les daría a los niños y jóvenes que quieren practicar este deporte o que quieren sobresalir dentro de él?

Que sean constantes y le pongan muchas ganas.

¿Cómo le gustaría ser recordado como profesor?

Como un amigo o familia del tenis.




NOTAS RELACIONADAS