probusiness

POR Churro Navarro

¿Que representa tu marca en la vida de las personas?

Las empresas a través de la historia y en la actualidad se enfrentan cada día a una batalla sin cuartel de ganar mercado ante su competencia, esta competencia por enamorar al cliente y retenerlo requiere de un sin fin de estrategias que cada día van evolucionando de la mano de los avances de la tecnología y se han ido rompiendo barreras morales y socioculturales.

La diferencia del entre el éxito o el fracaso de un producto, es directamente proporcional a nuestra capacidad de contar historias; no es raro ver grandes productos de buena calidad, pero que no se venden y por el contrario productos de menor calidad que generan grades ventas.  

Seré muy coloquial, pero a poco no les ha tocado ver taquerías que cuentan con todo un local, limpio, bien ubicado y lugares cómodos para sentarse, pero normalmente están solos; y por otro lado están los taqueros de las esquinas, donde no se ve muy limpio, no hay donde estacionarse ni lugar para sentarse; pero eso sí, siempre están a reventar. En la mayoría de estos casos, es el taquero, el que hace la diferencia, probablemente sea porque les dice “güeros” a todos o porque siempre que vas te pregunta si viste el partido del equipo local y se arma la discusión, o el que atiende es todo un personaje, etc.

Veo muy cierta la frase de Annete Simons "La gente no quiere más información. La gente busca confianza: en algo, en alguien, en tu éxito, en la historia que les vas a contar. Y esa confianza se basa en una buena historia. Una historia que inspira sentido y que hace posible que la gente crea que tus ideas pueden llegar a ofrecer lo que prometen".

El contar historias permite a la empresa conectar con las personas, cambia el modelo de venta tradicional y permite generar una conexión más profunda al generar empatía con el cliente o usuario.

El contar historias no se limita sólo a un producto o servicio, sino puede ser desde la edificación misma de la empresa; todo radica en no sólo vender algo, sino agregar valor y este te dará ese diferenciador que resultará en el éxito de la misma.

Actualmente muchas empresas no sólo se limitan a buscar las grades utilidades, sino además buscan ser parte del cambio en las problemáticas sociales, este mensaje le llega al cliente y genera una adherencia intangible hacia su producto o servicio.

Hay miles de ejemplos de lo que describo anteriormente, pero me llaman mucho la atención 3 contadores de historias  en diferentes ramos:

La manera de presentarse de la empresa IKEA, que pareciera no querer venderte muebles sino historias que apelan al lado más emocional.

Así mismo la empresa Coca Cola definitivamente nos ha dado cátedra de este modelo al realizar campañas publicitarias con gran éxito y sin poner su producto como tema central.

Y por último, TOM´s es una de las empresas que tiene un principio social y ha logrado tener un gran impacto en el mundo, la cual fue fundada por Blake Mycoskie,  este lanzó un movimiento llamado “Uno por Uno”, propone que cada par de calzado que vende su compañía, la organización no lucrativa “Amigos de TOM’s” regala otro par a un niño necesitado.

Estos son solo ejemplos de la idea de “dejar de vender y comenzar a contar historias”, esto puede llegar a ser un factor decisivo en la compra de lo que ofreces.

¿Cómo agregas valor a las personas?, ¿cuál es la historia que deseas contar?, ¿qué representa tu marca en la vida de las personas?

¡Sigue a Churro en Facebook y Twitter!

 

 

 




NOTAS RELACIONADAS