proconnect

POR Salvador Tobías

Salvador Zermeño es egresado de la licenciatura en arquitectura de la Universidad Iberoamericana, además cuenta con varias maestrías y doctorados, entre los que destaca Restauración y Conservación de...

Salvador Zermeño es egresado de la licenciatura en arquitectura de la Universidad Iberoamericana, además cuenta con varias maestrías y doctorados, entre los que destaca Restauración y Conservación de Sitios y Monumentos Históricos, área en la que se ha desarrollado profesionalmente por varios años, teniendo la oportunidad de rescatar el patrimonio arquitectónico de varias ciudades.

Su carrera ha estado llena de grandes logros, entre los que destacan haber ocupado puestos públicos como la presidencia del Instituto Cultural de León, haber sido parte del Comité del Centro Histórico de nuestra ciudad, entre muchos otros. También ha escrito varios libros como autor y otros tantos como coautor.

Salvador hoy se encuentra a cargo de un proyecto que por años fue solamente un sueño que se hiciera posible, la restauración de la antigua Plaza de Gallos. En la entrevista nos platica más acerca de esta y su importancia para León.

Hola Salvador gracias por la entrevista, platícanos acerca de la restauración de la Plaza de Gallos, ¿cómo nace este proyecto?

El INAH y la dirección de obra pública me pidieron un proyecto de restauración y un nuevo proyecto arquitectónico integral que permitiera el rescate y salvaguarda del redondel de la Plaza de Gallos, basado en todos los acontecimientos históricos que se dieron a finales del siglo XVIII y principios del XIX, situado a su vez en sus valores estéticos y sus usos múltiples de plaza de gallos, teatro, plaza de toros, espacio para mítines políticos, arena de box y arena de lucha libre.

¿Cuál es su objetivo?

El antiguo coso gallístico del recinto renacerá como un foro escénico de nueva generación, conservando su disposición original tipo arena, pero con equipamiento moderno y acorde a propuestas teatrales y dancísticas de pequeño y mediano formato, mientras que los salones adyacentes, que dan hacia la calle Juárez, se habilitarán como espacios multifuncionales y aulas de una escuela de artes escénicas.

El objetivo de la restauración y potencialidad del redondel es cubrir un amplio rango de espectáculos. La sala de espectadores deberá cumplir con los métodos adecuados y lineamientos correspondientes a una sala de espectáculos con un escenario frontal y un escenario concéntrico oval, denominado redondel;  teatro en el cual se tomarán en cuenta la seguridad y las mejores condiciones para el uso de los espacios, que se han basado en normativas legales y técnicas vigentes a ser empleadas para el confort y buen desarrollo de los eventos que en dicho espacio se llevarán a cabo. Así como los factores de riesgo en la realización de funciones.

¿Cuál consideras que ha sido el reto más grande al que te has enfrentado dentro de este proyecto?

Siendo uno de los proyectos emblemáticos del Municipio, al ser el inmueble una joya única a nivel nacional por sus características de esquema, tipología y estilo; integrar a una gran cantidad de especialistas para resolver el problema en un tiempo record, ha sido uno de los retos más grandes, así como lograr el rescate del inmueble en su proceso de restauración y revitalización, resinificando sus diversos usos históricos, en un gran centro de espectáculos para toda la población leonesa, que podrá dialogar eventos de la alta cultura y de cultura popular, coadyuvando en la formación de públicos y desarrollo de artistas locales.

¿Qué es lo que más disfrutas de ser parte?

El disfrute es existencial, abordar problemáticas tan importantes para la región permite un disfrute en la resolución de las mismas y la trascendencia social y cultural de dichos proyectos para los guanajuatenses; el goce se da de modo contemplativo con una gran sobriedad; comprendiendo que la responsabilidad es inmensa y que el resultado esperado implica el rescate de una joya arquitectónica del país con la máxima eficiencia y los mínimos recursos.

“Hago posible lo imposible, pensando lo impensado, intentando ir de lo conocido a lo desconocido, siendo atento, responsable, inteligente, aventurándome y apasionándome, con la presencia, prudencia y paciencia necesaria para resolver problemas complejos con la máxima eficiencia y los mínimos recursos. “

Galería de Fotos - Salvador Zermeo // Reviviendo uno de los edificios con ms




NOTAS RELACIONADAS