probusiness

POR PRO Magazine

Esta semana estaba platicando con Eugenia, una joven doctora con el mejor promedio de su carrera.

Por Valeria Guerra

Tiene tantas opciones a futuro, cualquier especialidad que eligiera pudiera cursar con beca. Vi todo lo que podría lograr y ella misma lo sabe; un trabajo seguro, una carrera exitosa… pero me dijo muy segura; Quiero tener familia y sé que no se puede todo. 

No sé que me preocupó más, pensar que esa imagen damos las que trabajamos y tenemos una familia o que eso es lo que culturalmente estamos transmitiendo a las mujeres jóvenes.  Ya cada vez es más común que ambos papás trabajen y eso quiere decir que muchas más mujeres de las que creemos trabajan y son mamás al mismo tiempo.

 

Tengo unas ganas inmensas de transmitirles a las mujeres jóvenes, que si se puede ser exitosa, tener un trabajo que te apasione, una familia estable y una vida plena. El trabajo no es contrario a una vida bien vivida, al contrario, el trabajo es parte de una vida vivida al máximo. El trabajo te permite realizarte como persona, te permite crecer, conocer gente nueva y como en mi caso, ser mejor mamá y esposa. 

Hay muchas mujeres que admiro porque han logrado un balance entre su vida  personal y profesional. Nos falta contar más historias, nos falta contar nuestras propias historias para que las generaciones que vienen sepan que si se puede.

 

No podemos negar que hay trabajos, empresas o carreras más demandantes, pero ya depende de cada mujer que se adapte a ello o que INNOVE  la forma en que trabaje. Hay muchas mujeres que trabajan fulltime, part-time, flex-time y de muchas otras formas que aún no tienen nombre.  Si emprendes tu puedes crear tu forma de trabajar, puedes emprender por tu cuenta o  dentro de la misma empresa.  Como dije; si alguien ya lo hizo, yo también puedo. Esta frase siempre me acompaña en mis miedos, en los momentos que dudo si puedo hacer algo. El pensar que todo ya está hecho, me da la fortaleza y certeza de que yo tambien puedo.

 




NOTAS RELACIONADAS