probusiness

POR Endeavor Bajío

Cuando el gobierno de la Ciudad de México anunció a principios de abril la implementación general del programa “No circula” para disminuir la contingencia ambiental en la capital, Carrot México...

Cuando el gobierno de la Ciudad de México anunció a principios de abril la implementación general del programa “No circula” para disminuir la contingencia ambiental en la capital, Carrot México sufrió una caída del 70% en la disponibilidad de sus autos que dejaron de circular un día o dos a la semana. Sin embargo, como cuenta Jimena Pardo, cofundadora del primer servicio de car sharing en México, esta medida también benefició a la empresa, convirtiéndolos en alternativa para los usuarios que se quedaron sin coche.

Para ello, los emprendedores pusieron en marcha un plan para la expansión de su flota de vehículos y decidieron adelantar el lanzamiento de su nuevo sistema: CarrotNow, que permite a los usuarios darse de alta en el servicio de carsharing en siete minutos y reservar un auto de forma inmediata.

De acuerdo con Pardo, se estima que el uso de un auto compartido disminuye entre 15 y 20 automóviles particulares, ayuda a reducir el tráfico, congestionamiento y emisiones de CO2.

Carrot, al igual que emprendimientos de alto impacto en México como Econduce, Parkimovil, Autotraffic y Punto a Punto, entre otros, forman parte de un sector denominado Smart Mobility, que contribuye al avance de las ciudades inteligentes.  

Según el estudio How smart are our cities?, elaborado por PwC, la movilidad es uno de los componentes principales en las Smart Cities.

“Smart city es un concepto para la aplicación de la visión de avanzada y urbanización moderna. Esta se propone llevar la visión el logro de tres objetivos: equidad social, la viabilidad económica, y sustentabilidad ambiental”, se señala en el estudio.

Pero, ¿hasta qué punto el emprendimiento contribuye a solucionar los problemas de movilidad en grandes urbes como la Ciudad de México?

De acuerdo a datos del INEGI, del 2005 al 2013 se duplicó el número de coches en la ciudad -de 3.5 millones a 6.8 millones-, un incremento alarmante considerando que anteriormente se tardaba alrededor de 25 años en llegar a esa cantidad. Con ello, no sólo han aumentado los problemas de movilidad, sino que también han empeorado la contaminación y las condiciones medioambientales, lo que impacta directamente en la calidad de vida de los ciudadanos. 

Business Value señala que en México una persona invierte más de  dos horas en el trayecto de su casa a su trabajo y gasta un tercio de sus ingresos en transporte. Esto equivale a tres días al mes o 36 días invertidos al año. El mismo dilema aplica para la entrega de productos, mercancías y documentación.

En aras de aportar soluciones a esta problemática, Alejandro Servín Valencia, fundador de Punto a Punto, asegura que emprender en proyectos de movilidad inteligente constituye un factor fundamental para lograr cambios positivos.

“Este proyecto nace con el propósito de resolver problemas, ofrecer soluciones que no existen y mejorar aquellas con demasiadas deficiencias”, indica el emprendedor Endeavor.

Punto a Punto provee mensajería express a través de un sistema que busca contrarrestar el tráfico y dar un mejor servicio en cuestión de tiempo y entrega.

“Nosotros somos una solución, mientras más motos haya, menos automóviles habrán y como resultado, el tráfico va a disminuir y también las emisiones”, afirma Servín.

Otras iniciativas de movilidad inteligente y consumo colaborativo como Aventones y Bla Bla Car (carpoling), Ecobici (bicicletas) y Econduce (scooters eléctricos), el carsharing de Carrot y el uso de apps en taxis y servicios de conductor privado como Uber, son algunas de las propuestas que señala Deloitte van en incremento. Opciones, como asegura Carlos Anaya, fundador de Parkimovil, que no son nuevas sino que se traen al presente para mejorarlas.

“Lo que hemos visto en el tema de emprendimiento, es que hoy con la tecnología y las comunicaciones no se trata de inventar cosas nuevas sino de innovar, hacernos especialistas y plantear una forma distinta de hacer las cosas. Hoy la crisis de la ciudad es una oportunidad para que se puedan buscar soluciones inteligentes y distintas”, afirma el fundador de Parkimovil y también emprendedor Endeavor.

 

 

 

 




NOTAS RELACIONADAS