probusiness

POR Adalberto Galván

Imagínate que por alguna razón ajena a ti van dos días que no tienes para darles de comer a tus hijos , ellos están hambrientos y tristes, ¿robarías para darles de comer?

Imaginemos un poco, ¿tienes hijos?, ahora imagínate que por alguna razón ajena a ti van dos días que no tienes para darles de comer, ellos están hambrientos y tristes, ¿robarías para darles de comer?

No te sientas mal, la mayoría de la gente no dudaría en robar en esos extremos, pero ¿sabes qué si es preocupante?, que en México existen 25 millones de personas en pobreza extrema y que están dispuestos a robar para poder comer.

No pretendo convertir esto en un sermón dominical, ni mucho menos en un slogan político; mi interés es meramente económico y me permito extender un poco mi explicación.

Si permitimos que la pobreza siga creciendo tendremos:

  • Mayor cantidad de delincuentes en potencia.
  • Mayor inseguridad y mayor temor de la gente a salir a consumir a los negocios.
  • Menor cantidad de posibles clientes que pueden comprar nuestro producto o servicio.
  • Menor cantidad de inversionistas extranjeros que quieran invertir en México.
  • Menos turistas, derivado de la inseguridad.
  • Más probabilidades de un problema social, lo cual pondría en riesgo la estabilidad de los negocios y el país.

En resumen:  + pobreza = + inseguridad = - posibilidad de generar negocios.

Bajo este simple razonamiento, es que hago mi confesión: SOY MUY INTERESADO.

Soy muy interesado en que primero no se incrementen los pobres y en la medida de lo posible se disminuyan los que ya están en pobreza extrema.

Soy muy interesado en que tengan un ingreso digno, ya que cualquiera de ellos podría ser mi cliente.

Y podría ponerme a discutir si es culpa del gobierno o de los partidos políticos; que dicho sea de paso también ellos deberían ser muy interesados en este asunto; sin embargo, eso no está en mis manos y no lo puedo cambiar, lo único que yo puedo cambiar es mi entorno inmediato:

  • Crear más fuentes de empleo.
  • Mantener las que ya tengo.
  • Buscar nuevas alternativas de negocio que me permita generar mejores ingresos a mis trabajadores y a mis inversionistas.
  • Fomentar el ahorro desde mi persona, mi familia y mi negocio.
  • Ser consciente y hacer conciencia en mi entorno, con mi familia, mis amigos, mis colaboradores.
  • Buscar alternativas para exigir a nuestros gobernantes la atención de este problema mediante  las diferentes organizaciones civiles (Colegios de Profesionistas, Cámaras de Comercio, Asociaciones de Empresarios).
  • SER INTERESADO, MUY INTERESADO EN DISMINUIR ESTE PROBLEMA QUE TARDE O TEMPRANO VA A PERJUDICAR EL PATRIMONIO DE TODOS

En esta época de elecciones, tristemente veo a mí país dividido y no esá mal la diversidad de opiniones y de preferencias electorales, por eso somos una democracia; sin embargo, el pensar que tal o cual candidato es el único que puede lograr sacar adelante al país es simplemente ilógico, la responsabilidad si bien en parte es de los políticos, TODOS, sean del color que sean, en gran medida los responsables de los resultados inmediatos y palpables de un cambio en nuestro país somos nosotros mismos, los ciudadanos “de a pie”, los que día a día estamos en contacto con la vida de nuestras calles y de nuestra ciudad.

Así que ¿eres interesado?, ¿qué acciones concretas vas a realizar hoy y mañana para cambiar tu país?

 

¡Sigue a Adalberto en Facebook y Twitter !

Visita Itinere y Indux

 




NOTAS RELACIONADAS