proconnect

POR Brenda Velázquez

Todos vamos a pasar por ese momento, no hay vuelta atrás, no hay camino de retorno ante el inminente término de tu carrera y la difícil decisión entre trabajar y emprender.

Detrás del emprendedor y el godínez

Aquí no vale si fuiste el más popular o el más teto, nada te salvará...

...a menos que hayas perfilado tu plan a seguir después de la uni semestres atrás o que hayas estudiado y trabajado al mismo tiempo, lo que bien pudo haberte dado ciertas ventajas respecto a quienes se hacen la pregunta central de este artículo: ¿y ahora qué?

El recién egresado tiene de dos, ser emprendedor o un "godínez", este último un término algo menospreciado los últimos años ante la oleada de emprendedores (y falsos emprendedores), pero una cosa sí es clara, ni ser emprendedor te hará más exitoso ni ser godínez  te hará menos, todo depende de la constancia con la que decidas dedicarte a lo que te apasiona.

Según la Encuesta Nacional de Egresados, el 15% tiene ya un negocio propio al terminar la universidad, mientras que el 28% decide trabajar como profesional independiente, por lo que aún sigue siendo mayor el porcentaje de quienes se convierten en godínez por diversos factores.

¿Decidiste emprender?, ¿qué es lo que te motiva a hacerlo? Porque si es por odiar a tu jefe, tener libertad de horario o no recibir órdenes, mejor replantea tu situación porque, tal como lo menciona Fernando Trías de Bes en El libro negro del emprendedor: Emprender es esa forma de vida y de encarar el mundo: aceptar la incertidumbre como el principal de los ingredientes. Aún más, de hecho, la verdadera y única causante de que la acción emprendedora tenga sentido es la propia incertidumbre. ¿Estás listo para ello?

¿Prefieres buscar empleo?, ¿a qué te enfrentas? Competencia, poca experiencia... son varios los aspectos que deberás tomar en cuenta para poder venderte ante tus empleadores y comenzar tu carrera laboral.

Si eres de los que no sabes qué hacer, aquí te daremos un panorama general de ambas opciones, para que veas que sus respectivos caminos no son fáciles y, sin embargo, en cualquiera de los dos puedes llegar al éxito si te lo propones.

Auténticos emprendedores

¿Sabías que México se ha convertido en un país de emprendedores? Al menos así lo apunta el Índice de Condiciones Sistémicas para el Emprendimiento Dinámico, el cual ubica a nuestro país en el segundo lugar de Latinoamérica como un país que reúne las condiciones para emprender.

Si bien aún queda mucho por hacer debido a la falta de cultura emprendedora y  plataformas que faciliten la innovación de proyectos, las incubadoras de empresas han jugado un papel muy importante en la generación de emprendedores y varias de ellas se encuentran dentro de las propias instituciones educativas.

Actualmente, Guanajuato cuenta con siete parques tecnológicos y nueve incubadoras de negocios.

Por otro lado, las áreas de emprendimiento más populares en nuestro estado son “Empredimiento tecnológico”, “Innovación en productos y servicios” y “Energías limpias y sustentabilidad ambiental”, aunque esta última es la que recauda más apoyos de gobierno y empresas nacionales e internacionales, por su alto impacto global.

El apoyo que encuentras en la universidad o al salir de ella es crucial, sin embargo, hay una serie de cualidades que debes tener como emprendedor, entre ellas se encuentran:

  • Pasión. Amando lo que haces, entregando tu tiempo y esfuerzo a algo que a la larga te dará frutos.
  • Perseverancia. Un emprendedor no nace, se hace, y los errores te generarán mayor fortaleza y pondrán a prueba tu tolerancia hacia el fracaso.
  • Seguridad. Tener la conciencia de tus habilidades y debilidades te llevará a tomar las mejores decisiones.
  • Mentalidad abierta. Sal de la caja y checa otras perspectivas que te darán un panorama amplio ante cualquier situación.
  • Proactividad. No es solo tomar la iniciativa, es también hacerte responsable de tus acciones.
  • Creatividad. Saber hacer lo mejor con lo que tengas a tu alcance.
  • Liderazgo. Demostrar que tienes la capacidad de guiar a tu equipo hacia una meta en común.
  • Intuición. Esas “corazonadas” harán que veas oportunidades que difícilmente se ven a simple vista.

Godínez al acecho

Alrededor del término "godínez" existe toda una polémica, pues mientras unos lo toman como una broma, otros como una ofensa y, aunque no se sabe con precisión su origen, las redes sociales han jugado un papel importante para viralizar la palabra que define al oficinista que tiene un horario de 8 horas al día, sueldo fijo, prestaciones y la obligación de reportar a un superior su desempeño.

Pero, ¿qué hay de malo? Nada. Existen godínez con una trayectoria exitosa que cualquier emprendedor envidiaría. ¿Quieres tener la tranquilidad de tener un sueldo fijo? ¡Se vale! Incluso existen buenas noticias, gracias a la generación de los millennials, varias empresas están cambiando su esquema de trabajo (horarios flexibles, consideraciones especiales) para que sus colaboradores sean productivos y felices.

Buscar el empleo godínez de tus sueños, al igual que emprender, no es un camino fácil. El 54% de los egresados no cuentan con un trabajo, contra la experiencia generada del 20% que se emplea antes de iniciar la universidad y el 25% que lo consigue durante sus estudios, lo que indica que tienes menos oportunidades.

Las relaciones sociales, principal herramienta para conseguir empleo

Si no tienes experiencia, intenta contactar a familiares y amigos, así como relacionarte con personas del área a la cual te quieres enfocar, y tómalo en serio, porque el 28% consigue empleo a través de las recomendaciones de terceros.

Y así como un emprendedor reúne ciertas características, el empleado también:

  • Comunicación. Expresarte con claridad te ayudará a evitar problemas con tus compañeros y a que tu desempeño sea eficiente.
  • Motivación. La necesitarás si tienes como meta llegar a tener un puesto con grandes responsabilidades.
  • Adaptabilidad. Saber adaptarte a un nuevo entorno es señal de que estarás dispuesto a aprender nuevas cosas.
  • Trabajo en equipo. Toda compañía requiere de un esfuerzo conjunto para lograr sus objetivos.
  • Disciplina y puntualidad. Llegar tarde a la oficina, tomar descansos innecesarios o postergar, le cuesta dinero a la empresa.
  •  Ayudar a otros. Establecer relaciones amistosas con tus compañeros es una de las cualidades más apreciadas por los empleadores.
  • Ética. Un buen godínez sabe respetar las políticas de la empresa y motiva a otros a hacer lo mismo.
  • Evita chismes. No olvides que vas a trabajar, a construir tu carrera laboral, no a chismear.

La vida laboral es difícil, por eso decidí luchar por lo que sé, ya que en este país tristemente las profesiones se convierten en oficios y mano de obra barata ante las empresas, por lo cual muchos preferimos salir y vender lo que hacemos, lo que sabemos y combinar el sistema y el branding personal.

Kevin Tovar // Emprendedor

Elegí confiar en mi proyecto. Enfocándome en ejecutar, haciéndolo suceder, sin tomar importancia a lo que pensaran de mí, con valentía y realizando lo que amo, lo que me apasiona. No es cuestión de talento, es cuestión de trabajo y esfuerzo.

Brenda Rocha // Emprendedora

Al terminar la universidad sinceramente me dio un poco de miedo emprender y decidí trabajar para alguien más, pero todos los trabajos que me interesaban requerían de una experiencia que no tenía. Este fue uno de los impulsos para querer emprender mi propio negocio, el cual hoy ha sido una de las satisfacciones más grandes que he tenido, con todo y sus retos.

Geraldine Lozano // Emprendedora

Decidimos emprender porque a partir de nuestra experiencia trabajando en otros lugares, percibimos que las cosas se podían hacer de una forma distinta. Y sabíamos que implicaba un riesgo renunciar a la seguridad que te da un empleo, pero para lograr un cambio siempre debes arriesgar y hacer las cosas por ti mismo.

Michel Enríquez // Emprendedor

Opino que para poder tener tu propio negocio primero necesitas saber cómo se maneja el mercado. A mí me ha tocado ser godínez y no es la peor cosa del mundo, he conocido y aprendido cosas básicas de cómo se debe hacer o lo que debe de tener un ambiente de trabajo, además de que he podido ahorrar gracias al sueldo fijo.

Paola García // Godínez

Una vez egresado te encuentras con que en realidad los conocimientos teóricos no son los suficientes y que debes aprender de la práctica, a su vez te das cuenta de que hay cientos de personas dedicadas a lo mismo que tú, así que surge una posibilidad de ser empleado o ser tu propio jefe, sin embargo, te das cuenta de que empezar de cero es complejo.

Juan Pablo Guzmán // Godínez

Elegí ser empleado para adquirir experiencia de una empresa reconocida a nivel nacional, conocer sus procesos y aprender a trabajar en un equipo multidisciplinario, porque sé que de esa forma puedo ampliar mi visión empresarial y crecer de manera profesional.

Carlos Moreno // Godínez

Yo no lo veo como empleo, lo veo como una gran experiencia y oportunidad de hacer lo que màs me apasiona. Un factor en "contra" puede ser el cambio de ciudad y la familia pero con el paso del tiempo ya no es factor.

Ernesto Velázquez // Godínez

 

El aspecto motivacional es vital, tanto al buscar empleo como emprender. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras, pero implican retos y trabajo por igual. Saber qué es lo que quieres para tu futuro definirá el éxito que quieras tener, lo importante es no rendirte, hacer lo que te apasiona y evitar que los prejuicios y las etiquetas te alejen de tus sueños.

Fuentes

Secretaría de Economía. (2017). Guanajuato, información económica y estatal. Recuperado de www.gob.mx

Centro de Opinión Pública Laureate México. (2017). Encuesta Nacional de Egresados. Recuperado de www.profesionistas.org.mx

Mohammad Aftab. (2016). What are the characteristics of a good employee? Recuperado de www.linkedin.com

Fernando Trías de Bes. El libro negro del emprendedor. Editorial Empresa Activa.

Datos

Proporcionados por Inmersa Marketing Group.


 




NOTAS RELACIONADAS