probusiness

POR Ricardo Guerra

Comprar una casa es algo que siempre tenemos en mente cuando hablamos de patrimonio.

Comprar una casa es algo que siempre tenemos en mente cuando hablamos de patrimonio. Los siguientes tips son una base de lo que debes considerar antes de embarcarte en ese proyecto:

1. ¿Inversión? Algunos inmuebles generan un crecimiento importante en el precio, pero esto no garantiza que todos se comporten igual. Depende mucho de si el desarrollo es nuevo, si se pacta con precio de preventa, o simplemente es una buena oferta.

2. Zona. En recomendaciones por parte de INFONAVIT debes considerar que en la zona donde se ubica la casa te queden accesible todos los servicios, trabajo, escuelas, por mencionar algunos.

3. ¿Nueva o usada? Piensa también que una vivienda nueva por lo regular estará en la periferia de la ciudad y puede no tener acceso a todos los servicios, no sólo de agua y luz, sino cable, internet, etc. Por otro lado una vivienda usada, dependiendo la antigüedad puede presentar deterioros en la estructura.

4. Crédito Hipotecario. Puedes tener acceso a un crédito sólo por INFONAVIT, puedes hacerlo por medio de un banco o incluso una mezcla de ambos. Lo importante es que cuides la Tasa de Interés y detalles como comisiones.

5. Tipo de Tasa de Interés. Busca que la tasa sea fija, ya que esto te asegura que los intereses no aumentará con el tiempo. Evita aquellas que se muevan según la TIIE, “Veces Salario Mínimo” o UMA (Unidad de Medida y Actualización), no te arriesgues a una crisis o inflación elevada y pacta una Tasa desde el inicio.

6. Las prestaciones laborales a la vivienda. Se deben tener monitoreadas, y que la empresa en la que laboras te tenga registrado ante el IMSS con tu sueldo real, ya que si te registran con el mínimo, el resto de las prestaciones se verán afectadas, ya que son proporcionales a tu ingreso, incluida la prestación de INFONAVIT.

7. Ahorro para la vivienda. Ya sea que lo tengas por parte de INFONAVIT o que lo hagas por cuenta propia, pero empezar con un ahorro a temprana edad te ayudará a que el pago sea más fácil. Es mejor que tu dinero genere intereses, a que pagues por ellos.

8. No pierdas el foco. Si tu profesión no tiene nada que ver con el tema, no temas en contratar el servicio de un bróker hipotecario o la asesoría financiera de un especialista. Deja a los expertos hacer su trabajo, mientras tú te dedicas a tu área de expertise.




NOTAS RELACIONADAS