probusiness

POR PRO Magazine Chihuahua

LA COMPETENCIA CADA VEZ MAYOR DENTRO DE ESTA INDUSTRIA VUELVE IMPERATIVO INNOVAR CONTINUAMENTE Y CREAR NUEVAS ESTRATEGIAS PARA MEJORAR EL SERVICIO.   La alta dirección de los hospitales privados se...

LA COMPETENCIA CADA VEZ MAYOR DENTRO DE ESTA INDUSTRIA VUELVE IMPERATIVO INNOVAR CONTINUAMENTE Y CREAR NUEVAS ESTRATEGIAS PARA MEJORAR EL SERVICIO.
 
La alta dirección de los hospitales privados se enfrenta a un desafío complejo por desarrollar sus competencias centrales, prácticas y soluciones médicas del más alto nivel, al mismo tiempo que tienen que cumplir con los objetivos de negocio, mejorar su eficiencia y mantener óptimos niveles de calidad y competitividad a lo largo del tiempo. En nuestros años de trabajo como consultoría, hemos identificado algunos de los retos que tienen un impacto directo al desempeño de cada hospital:
 
• Presión de atender y satisfacer las necesidades de pacientes cada vez más exigentes e informados en términos de salud. 
• Lograr avances en las prácticas y tecnologías aplicadas y cumplir los estándares internacionales.
• Responsabilidad de brindar una medicina de alta calidad y especialidad en donde cualquier evento adverso se desencadena rápidamente en pérdidas humanas. 
• Interacción entre hospital-doctor-paciente y la optimización de los procesos de calidad juegan roles decisivos para asegurar un servicio en forma y tiempo. 
• Colaboración con los seguros médicos y otros terceros para asegurar la rentabilidad y el crecimiento. 
• Desarrollo de competencias y prácticas de la cadena de suministro y las operaciones del hospital para contar con procesos óptimos y eficientes.
 
Además, la competitividad entre los hospitales privados certificados de México se ha incrementado y se ha vuelto imperativo tener procesos esbeltos y eficientes para poder liderar el sector. Es crucial no solamente ser capaz de ofrecer una medicina de alta calidad y tener el medicamento en tiempo y forma, sino también ser rentable a lo largo de la cadena de valor. 
 
Estamos conscientes de la importancia de un enfoque primario al paciente y la constante innovación de prácticas. Identificamos que existen oportunidades de negocio y ciertos procesos (competencias que no son centrales) que habilitan un servicio impecable de calidad y que tienen un impacto directo al desempeño y a los resultados de negocio. Estas competencias no ¿ ? centrales a lo largo de la cadena de suministro son poco desarrolladas en los hospitales privados y ofrecen una oportunidad de ahorros inmediatos.
 
 Los medicamentos representan un porcentaje significativo de los ingresos y por lo tanto en la rentabilidad de un hospital; así como un aspecto fundamental en el servicio al paciente. Además, en el futuro las compañías de seguros y las empresas de convenio podrían ejercer mayor negociación en este aspecto con una consecuente reducción en los márgenes. 
 
La principal problemática proviene de no tener un enfoque ni prácticas con una visión integral de la operación y la cadena de suministro de medicinas, desde que se específica el material y se establecen negociaciones con el proveedor, hasta que se entrega al usuario correspondiente. Esto genera oportunidades en costos de medicamentos, en capital de trabajo y en el servicio a pacientes. 
 
Sobre esa línea, existe una solución de negocio al sector salud que apoya en cumplir el objetivo de brindar medicamentos y bienes terapéuticos con calidad y oportunidad a un costo óptimo mediante el diseño de una estrategia de suministro.
 
Los pasos a seguir para poder brindar medicamentos y bienes terapéuticos con calidad y oportunidad a un costo óptimo, son a grandes rasgos los siguientes: 
• Diseñar una estrategia segmentada por tipo de medicamento y bien terapéutico.
• Plantear detalladamente los procesos, incorporando actividades, responsables, secuencia, tiempo de ejecución y mejores prácticas. 
• Crear una estructura organizacional para la operación de los procesos. 
• Establecer un caso de negocio que dé visibilidad acerca de los costos, inversiones y beneficios. 
• Diseñar una estrategia de implementación que describa acciones rápidas, secuencia de implementación, responsables, y factores críticos de éxito.
 
En Sintec, tuvimos la oportunidad de trabajar con uno de los hospitales privados líderes en el país, certificado por instituciones de estados unidos y con crecientes áreas de especialización, el cual tenía la necesidad de mejorar sus procesos de suministro de medicamentos para ser más competitivo en precio y calidad.



NOTAS RELACIONADAS